Se acelera entrega de vacunas contra COVID en ífrica

Más países africanos recibieron el miércoles las primeras entregas de vacunas contra el COVID-19, con Kenia y Ruanda beneficiándose de la iniciativa global COVAX cuyo objetivo es asegurar dosis pa...

Más países africanos recibieron el miércoles las primeras entregas de vacunas contra el COVID-19, con Kenia y Ruanda beneficiándose de la iniciativa global COVAX cuyo objetivo es asegurar dosis para los países de ingresos medios y bajos.

Las autoridades de salud en ífrica y otras partes se han frustrado al ver que un puñado de países ricos distribuyen las vacunas después de acumular grandes cantidades para ellos.

Seremos conocidos como el continente del COVID si ífrica no llega rápidamente a su meta de vacunar al 60% de sus 1.300 millones de habitantes, dijo la semana pasada John Nkengasong, el director de los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades. El mes pasado, el continente superó las 100.000 muertes confirmadas por coronavirus.

Hasta el momento, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Angola y Congo también recibieron las primeras dosis por parte de COVAX, y varios otros países, incluidos Mali, Senegal, Malawi y Uganda, están por recibirlas esta semana.

Ruanda se convierte en el primer país africano en recibir la vacuna de Pfizer a través de COVAX. La vacuna debe almacenarse a temperaturas muy bajas, lo que complica su distribución en países calurosos y áreas rurales.

COVAX ha sufrido demoras debido a la severidad del suministro limitado a nivel mundial de las dosis de la vacuna, así como problemas logísticos.

Y COVAX por sí solo no podrá entregar vacunas a los 54 países africanos con las dosis necesarias para llegar al 60% de la población y lograr la inmunidad de rebaño, cuando suficientes personas están protegidas por infección o vacunación y dificulta que el virus se siga propagando.

Es por este motivo que algunos países como Sudáfrica, la nación más afectada de ífrica, también buscan vacunas contra el COVID-19 a través de acuerdos bilaterales o el programa de la Unión Africana de compra masiva.

A pesar de los varios desafíos, algunos funcionarios de salud expresaron júbilo cuando las primeras dosis de la vacuna llegaron a través de COVAX.

Hemos estado combatiendo la pandemia con balas de goma, pero lo que hemos adquirido hoy es el equivalente, metafóricamente hablando, a bazucas y ametralladoras, afirmó Mutahi Kagwe, el ministro de Salud de Kenia.

Kenia recibió unas 1,02 millones de dosis de la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, fabricada por el Serum Institute de India. Las vacunas se administrarán primero a 400.000 trabajadores de salud, y las demás serán para otros en primera línea de la lucha contra la pandemia como maestros y agentes de policía, señaló el ministro.

___

Ssuuna reportó desde Kigali, Ruanda.