Firma turística británica discriminaba a nómadas irlandeses

Una cadena de complejos turísticos en Reino Unido tenía una lista de huéspedes indeseables con apellidos irlandeses, con el objetivo de mantener alejados a los miembros de la comunidad nómada irla...

Una cadena de complejos turísticos en Reino Unido tenía una lista de huéspedes indeseables con apellidos irlandeses, con el objetivo de mantener alejados a los miembros de la comunidad nómada irlandesa, informó el martes el organismo de protección a la igualdad en Gran Bretaña.

Los nómadas irlandeses son un grupo tradicionalmente nómada que es similar, aunque étnicamente distinto, a los gitanos o romaníes. Son una minoría étnica reconocida en Gran Bretaña, donde muchos han vivido durante generaciones y han sufrido discriminación durante mucho tiempo.

La lista elaborada por la cadena Pontins estaba en un sitio de intranet del personal y contenía unos 40 apellidos mayoritariamente irlandeses, como Cash, Delaney, Gallagher, Murphy y O™Brien. La noticia de la lista fue divulgada por el periódico i.

La Comisión de Derechos Humanos y de Igualdad de Gran Bretaña dijo que Pontins estuvo discriminando directamente por cuestiones de raza al negarse a atender a huéspedes de un grupo étnico en particular. Dijo que el personal rechazó o canceló las reservas realizadas por personas con un apellido o acento irlandés.

Alastair Pringle, director ejecutivo de la comisión de igualdad, dijo que era difícil no establecer comparaciones con los letreros que se exhibían en las ventanas de los hoteles hace 50 años, prohibiendo explícitamente la entrada a personas irlandesas y de raza negra.

Prohibir el servicio a personas con base en su raza es discriminación y es ilegal, dijo. Decir que tales políticas son obsoletas es quedarse corto.

El portavoz del primer ministro Boris Johnson, Jamie Davies, dijo que el comportamiento de Pontins fue completamente inaceptable.

Nadie en Reino Unido debe ser discriminado por su raza o etnia, afirmó.