Piden pesquisa internacional a envenenamiento de Navalny

Dos expertas en derechos humanos de la ONU pidieron el lunes una investigación internacional en torno al envenenamiento del líder opositor ruso Alexei Navalny y exigieron su libertad inmediata.

Dos expertas en derechos humanos de la ONU pidieron el lunes una investigación internacional en torno al envenenamiento del líder opositor ruso Alexei Navalny y exigieron su libertad inmediata.

Agní¨s Callamard, comisionada especial de la ONU para temas de ejecuciones arbitrarias, sumarias o extrajudiciales, e Irene Khan, comisionada especial de la ONU para la promoción protección de las libertades de expresión y opinión, afirmaron que el envenenamiento de Navalny fue intencional y buscaba enviar el mensaje claro y siniestro que esto es lo que le deparará a todo el que se atreva a criticar u oponerse al gobierno.

Ante la inadecuada respuesta de las autoridades, el uso de armas químicas prohibidas y el uso aparentemente sistemático de asesinatos de figuras particulares, creemos que una investigación internacional debe llevarse a cabo con la mayor urgencia a fin de establecer los hechos y aclarar todas las circunstancias en torno al envenenamiento del señor Navalny, indicaron las expertas en un comunicado.

Navalny, la principal figura de la oposición rusa, se enfermó el 20 de agosto cuando viajaba en avión en Rusia y tras caer en coma fue llevado de emergencia a Berlín para recibir tratamiento. Laboratorios de Alemania, Francia, Suecia y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas determinaron que Navalny fue envenenado con un agente neurotóxico de la era soviética llamado novichok. El gobierno ruso afirma que no tuvo nada que ver en el asunto.

En diciembre, Navalny publicó la grabación de una llamada que según dijo era de un agente de la agencia de seguridad rusa FSB supuestamente admitiendo envenenarlo y encubrir el hecho. La FSB insiste en que la grabación es artificial.

Callamard y Khan publicaron la carta el lunes, revelando que fue enviada a las autoridades rusas en diciembre. Destacaron que la tenencia de novichok y los conocimientos necesarios para desarrollar la sustancia encontrada en el organismo del señor Navalny puede encontrarse solamente en actores estatales.

En un comunicado publicado por la ONU, las expertas añaden que Navalny estaba bajo intensa vigilancia gubernamental al momento del atentado, lo que hace poco probable que terceros hayan podido administrarle esa sustancia prohibida sin el conocimiento de las autoridades rusas.

Tras su recuperación en Alemania el 17 de enero, Navalny fue arrestado en Moscú tan pronto se bajó del avión. La detención ha provocado masivas protestas, a las que el gobierno ruso ha respondido con una ola represiva.