Sureste pobre de Irán registra amplios cortes del internet

El suroriente pobre de Irán ha registrado amplios cortes del internet, dijeron expertos el sábado, en medio de la agitación que asuela a esa región remota después de cruentos enfrentamientos fron...

El suroriente pobre de Irán ha registrado amplios cortes del internet, dijeron expertos el sábado, en medio de la agitación que asuela a esa región remota después de cruentos enfrentamientos fronterizos.

Diversos grupos de derechos humanos informaron en un comunicado conjunto que las autoridades interrumpieron la red móvil de datos en la problemática provincia de Sistán y Baluchistán, y describieron lo sucedido como una evidente maniobra para ocultar la severa represión del gobierno contra las protestas que han convulsionado la zona.

Las informaciones sobre la intervención en el internet tienen lugar en momentos en que las autoridades y las agencias noticiosas semioficiales iraníes reconocen cada vez más las movilizaciones contra las autoridades locales en el sureste, un asunto altamente delicado en un país que busca reprimir cualquier asomo de disensión política.

Desde el miércoles, el gobierno cortó la red móvil de datos en todo Sistán y Baluchistán, donde 96% de la población tiene acceso a internet solo mediante teléfono celular, dijeron los grupos de derechos, inhabilitando una crucial vía de comunicación.

Después de cuatro días de cortes locales en la red regional sin verificar durante las protestas, NetBlocks, que monitorea el acceso a internet a nivel mundial, confirmó una nueva interrupción de la conectividad en la provincia desde la noche del sábado.

Es la típica respuesta de Irán a cualquier tipo de protesta, afirmó el sábado a The Associated Press, Amir Rashidi, del Grupo Miaan, una organización de derechos humanos dedicada a la seguridad digital en el Medio Oriente. Cortar el internet para impedir la difusión de noticias e imágenes hace más cómodo (para las autoridades) abrir fuego.

En la semana se intensificaron las confrontaciones entre policías y manifestantes. Multitudes con armas ligeras y lanzagranadas llegaron el jueves al puesto de control de Kurin, cerca de la frontera de Irán con Pakistán, dijo Abouzar Mehdi Nakhaie, gobernador de Zahedan, la capital provincial, en declaraciones difundidas por la agencia noticiosa semioficial iraní ISNA. En los hechos de violencia murió un policía, agregó.

Esta semana, manifestantes atacaron la oficina del gobernador distrital e irrumpieron en dos estaciones policiales en la ciudad de Saravan, indignados porque el lunes fueron baleados contrabandistas de combustibles que intentaban regresar a Irán desde Pakistán.

En el tiroteo fronterizo y los enfrentamientos posteriores murieron al menos dos personas, dijo el gobierno. Muchos activistas en la zona informaron que la cifra de muertos fue mayor pero no mostraron pruebas.