Un 82% de los peruanos considera que el crimen organizado está "muy infiltrado" en la política de su país, el primer productor de cocaína del mundo, según un sondeo encargado por Transparencia Internacional difundido el jueves.

La encuesta de la firma Ipsos Perú reveló que la infiltración se manifiesta por lo general a través del financiamiento de campañas políticas con dinero ilícito (38, conexiones con funcionarios en puestos clave (22%) y contrataciones públicas ficticias para lavar dinero (19%).

El sondeo coincidió con la aprobación la víspera de un informe de una comisión parlamentaria afirmó que grupos narcos buscan "influir en la política a través de la formación de organizaciones políticas, financiamiento de campañas electorales y lavado de dinero para asegurar protección policial, fiscal, judicial y política".

Los peruanos consideraron que la delincuencia, corrupción y consumo de drogas son los tres principales problemas del país. Afirmaron además que la corrupción de funcionarios es la principal debilidad estatal y que el gobierno del presidente Ollanta Humala no es eficaz en combatirla. Los jueces son los funcionarios más corruptos, detalló el estudio de opinión.

El sondeo fue realizado entre el 28 de octubre y 16 de noviembre a 1.308 personas de zonas urbanas de todo el país y posee un margen de error de 2,8 puntos porcentuales. Perú es el primer productor mundial de cocaína, según la agencia antinarcóticos estadounidense. Ollanta Humala culmina su gobierno el 28 de julio de 2016.