EEUU: Cámara baja se acerca a aprobación de plan de rescate

Los demócratas en la Cámara de Representantes estaban a punto de aprobar el viernes en la noche un plan de asistencia de 1,9 billones de dólares por la pandemia aun cuando los líderes del partido ...

Los demócratas en la Cámara de Representantes estaban a punto de aprobar el viernes en la noche un plan de asistencia de 1,9 billones de dólares por la pandemia aun cuando los líderes del partido intentaban garantizar a los preocupados progresistas que resucitarán su fallida propuesta de incrementar el salario mínimo.

Se esperaba una votación virtual en bloque en la cámara baja sobre la amplia medida, que encarna el plan del presidente Joe Biden para inyectar dinero a personas, empresas, estados y ciudades, todos afectados por el COVID-19. Si se aprueba, la medida será turnada al Senado, donde los demócratas podrían intentar revivir su exigencia de elevar el mínimo aunque podrían suscitarse disputas en torno a la asistencia estatal y otros asuntos.

Los demócratas dijeron que la tambaleante economía y el medio millón de vidas estadounidenses exigen una acción decisiva y que los legisladores del Partido Republicano están fuera de sintonía con un público que según encuestas ve principalmente de manera favorable el proyecto de ley.

Soy una feliz persona en su casa rodante esta noche, dijo la representante demócrata de California, Maxine Waters. Esto es lo que Estados Unidos necesita. Republicanos, ustedes deben ser parte de esto. Pero si no es así, vamos sin ustedes.

Los republicanos dijeron que la iniciativa era demasiado costosa, que dilapida dinero con lentitud para reabrir rápido las escuelas, que está llena de regalos a electorados demócratas, como sindicatos, y canaliza recursos a los problemáticos sistemas de pensiones y a otros proyectos irrelevantes para combatir la pandemia.

Antes de que pidamos a las generaciones futuras que nos den otros 2 billones de dólares para pagar estas promesas liberales, al menos tengamos la integridad de admitir que en esto lo importante no es el COVID, dijo el representante republicano de Arkansas, Steve Womack.

Esta división está convirtiendo la disputa en un enfrentamiento en torno a qué electores del partido se recompensará por acumular más gasto federal para combatir el coronavirus y reactivar la economía por encima de los 4 billones de dólares aprobados el año pasado.

La disputa también se perfila como una prueba inicial de la capacidad de Biden para mantener la cohesión entre las frágiles mayorías legislativas de su partido: apenas 10 votos en la cámara baja y un Senado dividido en bancas iguales 50-50.

Al mismo tiempo, los demócratas intentan imaginar cómo responder a su estridente revés del jueves en el Senado.

La legisladora independiente de la cámara baja, Elizabeth MacDonough, dijo que las normas del Senado obligan a que el aumento del salario mínimo federal sea desechado de la iniciativa sobre el COVID-19, enviando la propuesta a intubación directa. La medida elevaría gradualmente el mínimo a 15 dólares la hora en 2025, el doble de los 7,25 dólares en vigor desde 2009.