Cámara baja de EEUU vota sobre paquete de rescate de Biden

Los legisladores demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos se disponen a aprobar un paquete de rescate de 1,9 billones de dólares en las próximas horas, a pesar de que un aumento...

Los legisladores demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos se disponen a aprobar un paquete de rescate de 1,9 billones de dólares en las próximas horas, a pesar de que un aumento del salario mínimo difícilmente aparecerá en la versión final del proyecto que llegue al presidente Joe Biden.

Parece seguro que los partidos votarán en bloque sobre la iniciativa de ley, el primer intento de Biden de actuar decisivamente contra la pandemia. En el año transcurrido desde que llegó el coronavirus, la pandemia ha paralizado buena parte de la economía, matado a medio millón de estadounidenses y alterado la vida cotidiana de casi todos los habitantes.

El paquete permitiría pagos directos de 1.400 dólares por persona a millones de estadounidenses. También asigna miles de millones a la campaña de vacunación y testeo, a las escuelas, los gobiernos estatales y locales, sectores aquejados como los restaurantes y las aerolíneas y prestaciones a los desempleados, además de exenciones tributarias a los trabajadores de menores ingresos y las familias con niños.

Los republicanos se oponen a la medida por considerarla demasiado cara, además de que no creen que beneficie a la gente ni a los negocios que más lo necesitan. Afirman que contiene regalos a los aliados demócratas. Ninguno ha dicho públicamente que votará a favor de la ley, en un signo ominoso de que la brecha partidista que aqueja a Washington desde hace décadas no da señales de cerrarse.

El proyecto incluye un aumento gradual del salario mínimo federal a 15 dólares la hora para 2025, duplicando con creces el de 7,25 dólares vigente desde 2019.

Pero parece altamente probable que esa parte de la ley muera en el Senado desde que la árbitra apartidista de las normas de la cámara alta, Elizabeth MacDonough, dijo que no puede incluirse en el paquete.

La determinación de MacDonough significa que los demócratas enfrentan un obstáculo casi insalvable al aumento salarial este año en vista de la sólida oposición republicana.