Funcionarios: tres muertos en ataque a familia de reportero

Tres miembros de la familia de un periodista asesinado en el oeste de Afganistán murieron en un ataque perpetrado hombres armados, dijeron las autoridades el viernes, en medio de una creciente ola de...

Tres miembros de la familia de un periodista asesinado en el oeste de Afganistán murieron en un ataque perpetrado hombres armados, dijeron las autoridades el viernes, en medio de una creciente ola de agresiones a reporteros y miembros de la sociedad civil.

Al menos cinco personas más resultaron heridas en el ataque del jueves en la noche, dijo Hamidullah Mutahid, miembro del consejo provincial de Ghor.

Los asaltantes irrumpieron en la vivienda familiar del reportero y activista Bismillah Adil Aimaq, quien fue baleado en un ataque no reivindicado cerca de Ghor el pasado 1 de enero.

Ningún grupo reclamó de inmediato la responsabilidad del ataque a la familia Aimaq. El vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid, descartó rápidamente la implicación de la milicia en el asalto.

El grupo extremista Estado Islámico, a quien se le atribuyen una serie de ataques contra objetivos en los últimos meses en el país, dijo que había asesinado a otra periodista a principios de diciembre. Dos asaltantes abrieron fuego y mataron a la conductora de televisión Malala Maiwand a la salida de su casa en la provincia oriental de Nangarhar. Su chófer también murió en el incidente.

La letal campaña contra reporteros y miembros de la sociedad civil se produce mientras representantes del gobierno afgano y de los talibanes tratan de forjar un acuerdo de paz en Doha. La mayoría de los incidentes no son reivindicados por nadie y han llevado a los periodistas afganos a la autocensura, a la inmigración o a dejar su trabajo.

A principios de semana, pistoleros no identificados dispararon y mataron a Khalil Narmgo, expresidente de una asociación de periodistas en la provincia norteña de Baghlan.

Naciones Unidas dijo en un reporte publicado también esta semana que al menos 11 activistas por los derechos humanos y trabajadores de medios de comunicación fueron víctimas de asesinatos selectivos en el país entre septiembre y finales de enero de 2021.

Un funcionario del Ministerio del Interior afgano, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a los medios, dijo que los cinco heridos en el ataque del jueves en Ghor eran todos menores.