Campaña de propaganda china: celebra fin de pobreza extrema

El Partido Comunista de China ha lanzado una enorme campaña de propaganda para celebrar el fin de la pobreza extrema en la que elogia el papel del presidente, Xi Jinping, como parte de los esfuerzos ...

El Partido Comunista de China ha lanzado una enorme campaña de propaganda para celebrar el fin de la pobreza extrema en la que elogia el papel del presidente, Xi Jinping, como parte de los esfuerzos por cimentar su imagen de líder histórico que está reclamando el lugar que le corresponde a la nación como potencia mundial.

El aparato propagandístico chino ha vinculado varios de los logros del país a Xi, incluyendo la lucha contra el coronavirus, el ascenso de China como creador de tecnología y la exitosa misión lunar de diciembre que trajo piedras del satélite a la Tierra.

El partido anunció en noviembre, con poca fanfarria, que en China ya no había gente en la pobreza extrema. Hace una década, la estimación oficial era que casi 99 millones de personas vivían con ingresos anuales de menos de 2.300 yuanes (355 dólares).

La campaña de propaganda a gran escala lanzada este mes ha llenado los medios de comunicación controlados por el estado de reportes sobre la exitosa lucha contra la pobreza y el papel que jugó personalmente Xi en ella.

Atribuyen a Xi el lanzamiento de una iniciativa poco después de llegar al poder en 2012 que permitió a China completar la erradicación de la extrema pobreza una década antes de 2030, el objetivo fijado por el Banco Mundial. Esta semana, un reporte del diario estatal People™s Daily sobre el histórico avance menciona a Xi por su nombre completo y su cargo como líder del partido en 121 ocasiones.

El secretario general Xi Jinping se ha situado en la cúspide estratégica de la construcción de una sociedad acomodada en todos los sentidos y ha hecho realidad el sueño chino del gran rejuvenecimiento de la nación china, afirmó el periódico.

El evento da al partido gobernante un trofeo político antes de la celebración este año del 100mo aniversario de su fundación en 1921. Además, coincide con el repunte de la economía china tras el coronavirus, mientras Estados Unidos, Europa y otras partes del mundo siguen luchando contra la pandemia.

En su discurso el jueves, Xi citó el trabajo para combatir la pobreza como un signo de la efectividad del sistema del partido.

Hemos completado la ardua tarea de erradicar la pobreza absoluta y hemos creado un milagro que pasará a la historia, informó en una ceremonia para reconocer a la gente que trabajó en la iniciativa.

El mandatario entregó medallas, certificados y placas a 10 personas y 10 grupos reconocidos como modelos a seguir contra la pobreza.

El presidente reconoció la base material construida durante más de cuatro décadas de reformas que han transformado a China en la segunda mayor economía del mundo y en una sociedad de ingresos medios, pero no mencionó a otros funcionarios ni mandatarios previos por su nombre.

El evento da a Xi, que ha amasado más poder personal que ningún otro líder desde Mao Zedong, el fundador de la China comunista, una nueva oportunidad para reafirmar su relevancia histórica.