España cumple 40 años del fallido golpe de Estado

jugó un papel decisivo en la consolidación de la democracia española y, en particular, en frustrar la rebelión de 1981 encabezada por los defensores de la vuelta al franquismo.

jugó un papel decisivo en la consolidación de la democracia española y, en particular, en frustrar la rebelión de 1981 encabezada por los defensores de la vuelta al franquismo.

El golpe fue declarado un fracaso cuando el rey apareció en televisión para apoyar al nuevo gobierno democrático. Antes de su discurso televisado, el país contuvo la respiración durante las 18 horas que duró el calvario en el Parlamento.

Millones de españoles tienen grabada aquella noche en la memoria, afirmó Felipe, sobre todo el recuerdo de cómo, desde la angustia y la preocupación sobre lo que podía suceder, sintieron la tranquilidad de ver cómo la libertad y el orden constitucional prevalecían.

En la primera referencia pública del actual monarca a su padre desde que Juan Carlos se mudó a Abu Dabi hace más de medio año, Felipe elogió la condena del exrey al intento de golpe de Estado, diciendo: su firmeza y autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia.

Acosado por una serie de escándalos y una popularidad cada vez menor, Juan Carlos abdicó en 2014 y se retiró de la vida pública en 2019. El año pasado se mudó a Emiratos írabes Unidos justo cuando surgían nuevas revelaciones de irregularidades financieras y se abrían investigaciones oficiales en Suiza y España.

Las investigaciones han causado malestar en el gobierno de coalición de izquierda liderado por los socialistas, dando munición a quienes quieren la abolición de la monarquía.