Intentan rescatar a 40 ballenas varadas en Nueva Zelanda

Voluntarios en Nueva Zelanda intentaban salvar el lunes a 40 ballenas varadas reflotándolas con la marea alta. Otros nueve animales habían muerto ya.

Voluntarios en Nueva Zelanda intentaban salvar el lunes a 40 ballenas varadas reflotándolas con la marea alta. Otros nueve animales habían muerto ya.

El grupo de 49 ballenas piloto o calderones se varó en Farewell Spit, una remota playa en la Isla Sur, indicó el Departamento de Conservación.

Los calderones fueron avistados en primer lugar por un guía turístico el lunes por la mañana, señaló el Departamento.

Unos 65 guardias de conservación y voluntarios trabajaron durante todo el día para ayudar a las ballenas y las mantuvieron frescas y húmedas hasta que la marea subió suficiente para reflotarlas.

Farewell Spit, una lengua de arena que se arquea hacia el Mar de Tasmania, ha registrado otros varamientos masivos en el pasado. Los cetáceos parecen tener problemas para alejarse de la playa una vez se acercan a larga línea de costa, descrita en ocasiones como una trampa para ballenas.

Hay diferentes teorías sobre por qué se varan las ballenas, desde que se acercan demasiado a la orilla persiguiendo presas a que intentan proteger a un miembro enfermo del grupo o escapar de un depredador.

Hace cuatro años, más de 650 ballenas piloto se vararon en Farewell Spit en dos varamientos masivos. Más de 350 de las criaturas murieron, y unas 300 fueron salvadas.

Los calderones son relativamente pequeños, pero pueden superar los 6 metros (20 pies).