Texas investiga a supremacistas y a cárteles mexicanos por el asesinato del fiscal de Kaufman

  • El gobernador no descarta que los cárteles de droga estén tras el asesinato.
  • Mike McLelland y su esposa fueron ultimados el sábado pasado.
  • Dallas es un centro de operaciones de la mafia mexicana.
Inmediaciones de la corte de Kaufman, Texas.
Inmediaciones de la corte de Kaufman, Texas.
GOOGLE MAPS

Autoridades que investigan en Texas los asesinatos del procurador del Condado de Kaufman y de su esposa, el sábado anterior, no descartan que los cárteles mexicanos de la droga pudieran estar involucrados en los homicidios.

Aún es muy temprano en la investigaciónLa sospecha sobre los cárteles fue mencionada por el gobernador de Texas, Rick Perry, como una de las dos principales líneas que los investigadores siguen en el caso del asesinato del procurador del Condado de Kaufman, Mike McLelland, y de su esposa Cynthia.

El gobernador ubicó a grupos supremacistas y a los cárteles mexicanos de la droga, como las amenazas más directas para los funcionarios de las corporaciones policiales de Texas.

No obstante, Perry dijo que "aún es muy temprano en la investigación", al informar que las pesquisas están a cargo del Departamento del Sheriff del Condado de Kaufman, a unos 60 kilómetros al sureste de Dallas.

Ninguna pista firme

En las pesquisas también participan agentes de los Texas Rangers, el cuerpo élite de la policía estatal, de la Oficina federal de Investigaciones (FBI) y del Servicio del Alguacil de Estados Unidos.

Aunque no existe aún ninguna pista en firme, las autoridades indagan la posibilidad de que miembros de la pandilla supremacista Hermandad Aria de Texas pudieran estar detrás de los asesinatos.

Tampoco se descarta que los cárteles mexicanos pudieran ser los responsables del doble homicidio, que se registró justo dos meses después de que el subprocurador del condado de Kaufman, Mark Hasse, fuera muerto también a tiros el pasado 31 de enero.

Las autoridades han identificado al norte de Texas, principalmente las ciudades de Dallas y Fort Worth, como un popular centro de contrabando de drogas operado por cárteles mexicanos.

Negocios entre supremacistas y narcos

También se tienen evidencias de que la Hermandad Aria de Texas, a pesar de su historia racista, ha establecido relaciones de negocios con los cárteles mexicanos.

Las autoridades creen que los esfuerzos antidrogas de la Oficina del Procurador del condado de Kaufman pudieran haber afectado las operaciones del narcotráfico.

La junta de gobierno del Condado de Kaufman designó la noche de este lunes como procuradora interina de esa jurisdicción a Randi Fernández, quien laboraba como subprocuradora a las órdenes de McLelland.

Fernández estará a cargo de la Oficina del Procurador hasta que el gobernador Perry designe a alguien para ese cargo dentro del plazo de 21 días que le otorga la ley.