Argentina aprueba vacuna Covishield de India contra COVID

Mientras se demora la llegada de más vacunas Sputnik V de Rusia y se negocia la compra de la china Sinopharm, Argentina autorizó el martes con carácter de emergencia la vacuna Covishield, producida...

Mientras se demora la llegada de más vacunas Sputnik V de Rusia y se negocia la compra de la china Sinopharm, Argentina autorizó el martes con carácter de emergencia la vacuna Covishield, producida en India, para combatir el coronavirus.

El Ministerio de Salud dijo en un comunicado que la inoculación fabricada por el instituto Serum en India actualmente se presenta como una herramienta terapéutica segura y eficaz de acceso para que nuestro país baje la mortalidad, reduzca la morbilidad y disminuya la transmisibilidad de la enfermedad COVID-19.

Covishield se produce en colaboración con la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, ya que usa la misma tecnología que el tratamiento británico.

Como Argentina ya había dado el visto bueno a la vacuna de AstraZeneca, las autoridades sanitarias concluyeron que dicha transferencia (de tecnología al laboratorio de India) no impacta en la calidad, seguridad y eficacia ya evaluada por esta administración.

Argentina fue el primer país de América Latina que cerró un acuerdo con Rusia por la provisión de vacunas Sputnik V. Si bien el acuerdo contemplaba la entrega de 10 millones de vacunas en los primeros meses de este año, hasta el momento sólo llegaron cerca de medio millón.

La demora, según el gobierno ruso, obedece a que la producción no da abasto para atender tanta demanda.

En tanto, el presidente Alberto Fernández confirmó este fin de semana la compra de un millón de dosis de vacunas de Sinopharm de China, aunque todavía está pendiente la autorización del Ministerio de Salud para su aplicación.

Argentina acumula casi dos millones de contagiados y está cerca de superar la barrera de los 50.000 muertos.

El Ministerio de Salud dijo este martes que ya vacunó a unas 337.000 personas al menos con una dosis de la Sputnik V, en su mayoría profesionales y trabajadores de la salud.