Egipto libera a periodista de Al-Jazeera preso desde 2016

Las autoridades egipcias liberaron el sábado a un periodista de Al-Jazeera que permaneció detenido por más de cuatro años, informó el abogado de su familia.

Las autoridades egipcias liberaron el sábado a un periodista de Al-Jazeera que permaneció detenido por más de cuatro años, informó el abogado de su familia.

Mahmoud Hussein salió de una estación de policía la tarde del sábado luego que una corte ordenó su libertad condicional mientras se investigan los cargos en su contra por presuntamente publicar información falsa y pertenecer a un grupo proscripto, dijo el abogado Gamal Eid.

Hoy nos complace que se haya reunido con su familia después de que le robaran cuatro años de su vida y lo privaran de sus derechos fundamentales, dijo Al-Jazeera en un comunicado.

El abogado indicó que Hussein deberá presentarse a una estación de policía dos veces por semana.

La hija del periodista, el-Zahraa Hussein, confirmó la noticia en un mensaje en Facebook en que señaló que su padre había regresado a casa. Al-Jazeera también informó de su liberación.

Hussein, un egipcio que trabaja para la red satelital con sede en Qatar, fue detenido en el aeropuerto de El Cairo en diciembre de 2016 cuando arribó desde Doha para unas vacaciones en familia, detalló la red.

Desde el derrocamiento en 2013 del presidente Mohammed Morsi, las autoridades egipcias y la prensa partidaria del régimen han calificado a la red Al-Jazeera de enemiga de Egipto por simpatizar con los islamistas y en particular con el grupo proscripto Hermandad Musulmana, de Morsi.

La red, en particular su servicio en árabe, y su personal se han visto envueltos en el enfrentamiento político entre El Cairo y Doha. Las autoridades egipcias han bloqueado el sitio noticioso de Al-Jazeera desde 2017, junto con docenas de otros sitios noticiosos considerados demasiado críticos del gobierno.

La liberación de Hussein se dio un mes después que Egipto, Arabia Saudí, los Emiratos írabes Unidos y Bahréin terminaron sus disputas con Qatar, la cual inició en 2017 e incluyó cortar lazos diplomáticos y económicos con esos cuatro países.

Los gobiernos de esas naciones acusaron a Qatar de quedar bien con Irán y financiar a grupos extremistas en la región. Doha niega las acusaciones. Al-Jazeera se halaba al centro de la disputa. Los cuatro países exigían su cierre entre otras medidas, lo cual Qatar rechazó.

Egipto se ubica cerca del fondo de los índices respecto a la libertad de prensa. Es tercero en la lista mundial de detención de periodistas, sólo debajo de China y Turquía, de acuerdo con un informe que el Comité para la Protección de los Periodistas dio a conocer en diciembre.

En los últimos años, las autoridades egipcias han lanzado un operativo masivo contra voces discrepantes, encerrando a miles de personas ”en su mayoría partidarios islamistas de Morsi, pero también un buen número de prominentes activistas seculares.