Italia: Draghi recibe apoyo de rivales para formar gobierno

El primer ministro italiano designado, Mario Draghi, obtuvo el sábado el apoyo preliminar de dos partidos clave para formar un nuevo gobierno que decidirá cómo gastar más de 200.000 millones de eu...

El primer ministro italiano designado, Mario Draghi, obtuvo el sábado el apoyo preliminar de dos partidos clave para formar un nuevo gobierno que decidirá cómo gastar más de 200.000 millones de euros (240.000 millones de dólares) en fondos de la Unión Europea para ayudar a relanzar la economía italiana devastada por la pandemia.

El populista Movimiento 5 Estrellas y la derechista Liga expresaron su apoyo a un gobierno liderado por Draghi, diciendo que estaban listos para dejar de lado las amargas rivalidades por el bien del país y aumentar el potencial para un gobierno de unidad nacional de base amplia.

Draghi, de 73 años y expresidente del Banco Central Europeo, completó una primera ronda de conversaciones con los partidos políticos esta semana. Se espera otra ronda a principios de la próxima semana sobre posibles ministros del gabinete y una síntesis de Draghi de su visión para el nuevo gobierno. También se espera que se reúna con sindicatos, grupos empresariales y otros miembros de la sociedad civil.

El presidente de Italia eligió a Draghi esta semana para formar un gobierno después de la renuncia del ex primer ministro Giuseppe Conte, quien perdió el apoyo de un pequeño pero clave partido de la coalición.

Antes del sábado, Draghi ya contaba con el apoyo del Partido Demócrata, Forza Italia del exprimer ministro Silvio Berlusconi, Italia Viva del exprimer ministro Matteo Renzi y el pequeño Partido Libres e Iguales.

Después de sus reuniones con Draghi, tanto el líder del Movimiento 5 Estrellas, Vito Crimi, como el líder de la Liga, Matteo Salvini, hablaron sobre actuar en interés de Italia, la primera nación occidental en ser golpeada duramente por el coronavirus. Con las consecuencias económicas de la pandemia aún contabilizándose, ambos reconocieron que tendrían que dejar de lado las rivalidades políticas y las traiciones para poder hacerlo.

No olvidaremos los actos cometidos por algunas fuerzas políticas, que están presentes en nuestra memoria y en nuestros comités políticos, dijo Crimi, en lo que pareció aludir a la decisión de Renzi de retirar el apoyo de Italia Viva a la coalición gobernante de Conte, activando su colapso.