Nicaragua: centro de autores cesa labores por polémica ley

La poeta Gioconda Belli, presidenta de PEN-Nicaragua, adscrito a la organización mundial de escritores PEN Internacional, anunció este jueves la suspensión indefinida de esa filial en el país debi...

La poeta Gioconda Belli, presidenta de PEN-Nicaragua, adscrito a la organización mundial de escritores PEN Internacional, anunció este jueves la suspensión indefinida de esa filial en el país debido a las implicaciones de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros aprobada en diciembre pasado.

En una carta abierta divulgada en Managua, Belli explicó que el cese de labores fue decidido por la directiva y la asamblea general de PEN-Nicaragua (escritores, poetas y periodistas) debido a que no podrían cumplir con los requisitos mensuales que exige su inscripción formal conforme a la polémica ley, impulsada por el gobierno de Daniel Ortega.

A pesar de que nuestros fines y trabajo responden a ideales humanitarios y libertarios, estamos conscientes de que esta vinculación haría que el Estado nos impusiera la inscripción como agentes extranjeros y el cumplimiento de requisitos mensuales que no se corresponden con la realidad de nuestras limitaciones, indicó.

La autora de La mujer habitada y Waslala advirtió que, además, ninguno de nosotros se considera agente extranjero. Somos nicaragí¼enses que sólo hemos querido el desarrollo cultural de nuestro país.

La controvertida legislación obliga a todas las personas, empresas y ONG que reciben recursos financieros externos a inscribirse como agentes extranjeros y dar cuenta permanente del uso de esos recursos al Ministerio de Gobernación.

Sectores opuestos al gobierno aseguran que la ley es una herramienta para asfixiar a las voces críticas en Nicaragua.

Gioconda Belli, que apoyó la revolución sandinista en la década de 1980, es una disidente del partido de Ortega, hoy de 75 años y que gobierna el país desde 2007.

La escritora aseguró que desde 2018, cuando estallaron protestas sociales contra Ortega, las autoridades no le renovaron a PEN-Nicaragua su certificación anual. Perdimos la posibilidad de optar a proyectos y nuestra cuenta bancaria fue cancelada, dijo Belli al agregar que desde entonces el centro de escritores ha trabajado al mínimo y con el aporte voluntario de sus miembros.

Otras entidades han cesado labores en Nicaragua a causa de la Ley de Agentes Extranjeros. En diciembre pasado, la ONG sueca We Effect anunció su retiro urgente del país, donde había trabajado durante 35 años apoyando proyectos para personas de escasos recursos.

El gobierno de Nicaragua, por su parte, ha reforzado en las últimas semanas su control sobre periodistas y medios informativos críticos a Ortega. Este jueves, el periodista Aníbal Toruño, director y dueño de la emisora Radio Darío, denunció que agentes de policía allanaron su casa en la ciudad de León sin orden judicial.

Toruño aseguró en redes sociales que este es el tercer allanamiento que sufre en dos meses. La radioemisora, que tiene un perfil crítico al gobierno y se ubica también en la ciudad de León, fue incendiada por presuntos activistas sandinistas en 2018.

Mientras tanto, la embajada de Estados Unidos en Managua actualizó este jueves su alerta de viajes a Nicaragua instando a sus ciudadanos a reconsiderar las visitas al país debido a COVID-19, disponibilidad limitada de atención médica y aplicación arbitraria de las leyes.

El gobierno de Nicaragua aplica las leyes de manera arbitraria con fines políticos. En todo Nicaragua, los funcionarios gubernamentales y las fuerzas del orden continúan apuntando a quienes se oponen al gobierno del presidente Ortega, advirtió el informe publicado en la página web de la embajada. Estados Unidos ha emitido alertas similares desde 2018.