GB apoya esfuerzo de ONU para reanudar diálogo en Chipre

Gran Bretaña pidió el jueves flexibilidad y compromiso para aprovechar al máximo un nuevo intento de Naciones Unidas de reiniciar las conversaciones para resolver la división étnica de Chipre.

Gran Bretaña pidió el jueves flexibilidad y compromiso para aprovechar al máximo un nuevo intento de Naciones Unidas de reiniciar las conversaciones para resolver la división étnica de Chipre.

El ministro de Relaciones Exteriores británico Dominic Raab dijo que el Reino Unido está listo para prestar su apoyo para ayudar a romper el atasco que ha bloqueado un acuerdo de paz durante casi medio siglo, alimentado las tensiones sobre las reservas de energía en alta mar y obstaculizado la relación de Turquía con la Unión Europea.

Creo que no lograr un acuerdo después de tantos esfuerzos no beneficiaría a nadie, dijo Raab después de conversar con su homólogo chipriota Nikos Christodoulides.

Así que, nuevamente, insto a todas las partes a que acudan a las conversaciones con la voluntad de demostrar flexibilidad y compromiso, y me alegran mucho nuestras conversaciones sobre el alcance de eso y un resultado positivo, dijo Raab.

Chipre era colonia de Gran Bretaña, que aún mantiene bases militares en la isla estratégicamente ubicada entre Europa y Medio Oriente.

Hace dos días, el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que cualquier acuerdo de paz de Chipre que mantenga la fórmula de federación establecida desde hace mucho tiempo y respaldada por la ONU estará fuera de la mesa de negociaciones después de décadas de conversaciones infructuosas, y que cualquier acuerdo debería negociarse entre dos estados soberanos e iguales.