Matan a activista anti-Hezbollah en Líbano

Un destacado editor libanés, fuerte crítico de la milicia Hezbollah, fue hallado muerto con el cuerpo acribillado a tiros a quemarropa el jueves por la mañana en su auto, dijeron funcionarios de se...

Un destacado editor libanés, fuerte crítico de la milicia Hezbollah, fue hallado muerto con el cuerpo acribillado a tiros a quemarropa el jueves por la mañana en su auto, dijeron funcionarios de seguridad y forenses.

Lokman Slim, de 58 años, activista político e investigador chiíta, desapareció el miércoles por la noche y su familia publicó mensajes en las redes sociales. Visitaba a unos amigos en una aldea del sur y se esperaba su regreso a Beirut el mismo día.

Las fuerzas de seguridad hallaron el auto de Slim en un camino rural cerca de la aldea de Addoussieh, en el sur del país.

Un forense en el lugar dijo que Slim presentaba cuatro heridas de bala en el pecho, la cabeza y el cuello y que la muerte había sido instantánea. El asiento del pasajero del auto rentado estaba manchado de sangre.

Un agente de seguridad en la escena dijo que no se encontraron el documento de identidad, el teléfono y el revólver de Slim. Los agentes hablaron bajo la condición reglamentaria de anonimato.

Un vecino de Addoussieh dijo que hallaron el auto en el camino rural antes de la medianoche. Se negó a identificarse.

El asesinato de Slim repercutió en todo el país, y muchos temen que signifique el regreso de la violencia política. Los crímenes políticos y la violencia eran frecuentes en el Líbano, pero hacía años que no se producía un crimen como éste. Al aumentar las tensiones en medio de un enfrentamiento político y la crisis económica, las autoridade4s han advertido sobre el regreso de la violencia y los asesinatos.

Las circunstancias del crimen no estaban claras y un funcionario de seguridad dijo que se había iniciado una investigación.

El ministro del Interior, Mohammad Fahmi, lo calificó de crimen horrendo en declaraciones a la televisora local MTV.

Slim fundó y dirigía Umam, una productora cinematográfica en la que mantenía una gran biblioteca dedicada a la historia de Líbano y de los chiitas. Organizaba debates públicos, foros políticos y exhibiciones de arte.

Como activista político, en 2005 creó el grupo Haya Bina (Vamos), que alienta la participación en las elecciones parlamentarias y aboga por cambios en el sistema de poder basado en las sectas.