Los Premios Goya 2021 tendrán un formato híbrido

La ceremonia de entrega de los Premios Goya del cine español se celebrará finalmente con los nominados conectándose por teleconferencia con los presentadores, el actor Antonio Banderas y la periodi...

La ceremonia de entrega de los Premios Goya del cine español se celebrará finalmente con los nominados conectándose por teleconferencia con los presentadores, el actor Antonio Banderas y la periodista María Casado, para evitar contagios por coronavirus, anunció el martes la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Aunque la pandemia había obligado ya a reducir la asistencia presencial a nominados y encargados de entregar los galardones, el realizador y guionista Mariano Barrioso, que dirige la academia española, dijo que la emergencia sanitaria hace imposible plantearse que la gala del próximo 6 de marzo pueda llevarse a cabo con los invitados desfilando por la alfombra roja y de forma presencial en un teatro.

La ceremonia seguirá teniendo como sede el Teatro Soho de Málaga, la ciudad natal de Banderas, en el sureste de España, y contará con actuaciones musicales, dijo Barroso en una rueda de prensa televisada.

A pesar de que el ritmo de expansión del virus se ha ralentizado en la última semana tras más de 800.000 nuevos contagios registrados en enero y que los expertos achacan a las celebraciones en grupo de la Navidad y Año Nuevo, la presión en los hospitales sigue sin descender. Los pacientes de COVID-19 llenan ya prácticamente la mitad de la capacidad máxima de camas de cuidados intensivos.

Banderas, a quien se había encargado dirigir y presentar la gala junto a Casado, un reconocido rostro y familiar voz de la radio y televisión pública española, señaló que ambos harán lo imposible para hacer de la ceremonia virtual algo muy especial.

Lo vamos a hacer, va a ser una gala decente, elegante, dijo Banderas en la rueda de prensa. Hay que saber meterse por las grietas que nos deja la realidad, con coraje y valentía y con toda la ilusión.

Adú, una película que narra el periplo de dos niños cameruneses para llegar a Europa y que ha recibido 14 nominaciones, parte como favorita en esta 35ta edición de los Premios Goya. Le siguen la ópera prima de Pilar Palomero, Las niñas, que describe el salto a la adolescencia de su protagonista en la España de los 90, y Akelarre, un filme del argentino Pablo Agí¼ero sobre la caza de brujas en el País Vasco.

El documental chileno El agente topo, de Maite Alberdi; la película colombiana El olvido que seremos, dirigida por el español Fernando Trueba; la guatemalteca La llorona, de Jayro Bustamante, y Ya no estoy aquí, de Fernando Frías y que representa a México, optan al premio a mejor película iberoamericana.