Equipo de la OMS en Wuhan visita un centro de coordinación

Un equipo de la Organización Mundial de la Salud que investiga el origen de la pandemia del coronavirus visitó el lunes un centro provincial de control de enfermedades que jugó un papel en la gesti...

Un equipo de la Organización Mundial de la Salud que investiga el origen de la pandemia del coronavirus visitó el lunes un centro provincial de control de enfermedades que jugó un papel en la gestión inicial del brote.

Los investigadores llegaron el mes pasado a la capital de la provincia de Hubei, Wuhan, para buscar pistas, y han visitado hospitales que atendieron a muchos de los primeros pacientes, así como un mercado de pescado donde se registraron casos del virus entonces desconocido en diciembre de 2019.

La visita del equipo al Centro Provincial de Hubei de Control de Enfermedades se produjo en medio de estrictos controles del gobierno chino a la información sobre el virus. China ha intentado desviar la responsabilidad por supuestos errores iniciales al brote, y alimenta teorías alternativas sobre que el virus se originó en otro lugar y llegó a Wuhan desde fuera del país.

Las pruebas que reúna el equipo formarán parte de lo que se espera sea una búsqueda de años. Identificar la reserva animal de la que procede el brote requiere una enorme investigación que supone tomar muestras animales, hacer análisis genéticos y completar estudios epidemiológicos.

China ha frenado en gran parte los contagios internos con estrictos programas de pruebas diagnósticas y rastreo de contactos. Prácticamente todo el mundo cumple la norma sobre usar mascarilla en público y a menudo se confinan zonas residenciales e incluso ciudades enteras cuando se detectan casos. Los últimos brotes se han producido en su mayoría en el gélido nordeste. El país reportó 33 casos el lunes, repartidos en tres provincias.

Pese a todo, China registró más de 2.000 nuevos casos de COVID-19 en enero, el total más alto desde la fase final del brote inicial en Wuhan. Dos personas murieron de la enfermedad en enero, las primeras muertes reportadas en China en varios meses.

Las escuelas ahora imparten educación a distancia y se han restringido de forma drástica los desplazamientos durante el feriado del Año Nuevo Lunar este mes. El gobierno ha ofrecido incentivos a la gente que se quede en casa durante la época más importante de reuniones familiares en el extenso país.