Detenciones en Turquía por un cartel con banderas LGTB

Dos estudiantes fueron arrestados en Turquía, acusados de incitación al odio y de ofensa a los valores religiosos por un cartel que mostraba el lugar más sagrado del islam con banderas LGTB.

Dos estudiantes fueron arrestados en Turquía, acusados de incitación al odio y de ofensa a los valores religiosos por un cartel que mostraba el lugar más sagrado del islam con banderas LGTB.

Su detención el sábado por la noche se produjo después de que altos cargos del gobierno turco criticaran el cartel, mostrado en una exposición en la Universidad de Bogazici, la más prestigiosa del país. Hace semanas que profesores y alumnos protestan por la decisión del presidente de Turquía de nombrar a un nuevo rector que tiene lazos con su partido gobernante, y se han producido choques con la policía.

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, tuiteó que se había detenido a pervertidos LGTB por faltar al respeto a la Gran Kaaba. Altos cargos del conservador partido islámico que gobierna en el país condenaron el cartel.

Esas declaraciones seguían a las críticas al cartel expresadas en medios sociales por el club de investigación islámica de la universidad. Eso inspiró etiquetas en Twitter contra la imagen, las personas LGTB y la universidad. El director nacional de asuntos religiosos, que en el pasado provocó controversia al decir que la homosexualidad provoca enfermedades, y que en esa ocasión fue defendido de las críticas por el presidente, Recep Tayyip Erdogan, dijo que emprendería acciones legales.

La Kaaba en La Meca es el lugar más sagrado del islam. Los musulmanes creyentes de todo el mundo rezan en su dirección.

El cartel mostraba a una criatura mítica mitad mujer y mitad serpiente, que forma parte del folclore de Oriente Medio, en el lugar de culto junto con las banderas LGTB, lésbica, trans y asexual. El texto debajo decía que la pieza era una crítica de los roles de género tradicionales.

En un principio había cinco detenidos y la policía buscaba a otras dos personas, según la oficina del gobernador de Estambul. Una persona fue liberada, dos quedaron bajo arresto domiciliario y dos fueron a prisión a la espera de juicio.

La policía registró los clubes de estudiantes LGTBI+ y de bellas artes en la universidad. Se encontraron banderas arcoíris y libros sobre un grupo kurdo ilegalizado, según el comunicado.

Melih Bulu, el rector envuelto en críticas, tuiteó que un ataque a los valores islámicos era inaceptable y no tenía cabida en los valores del centro.

El grupo estudiantil Solidaridad Bogazici afirmó que la exposición de más de 300 obras era en parte una protesta al nuevo rector y admitió que alumnos musulmanes habían expresado objeciones a los carteles.

Toda pieza artística está abierta a las críticas. Pero llevar a juicio una obra artística es simplemente una restricción de la libertad de expresión, indicó su comunicado. El grupo hizo hincapié en los valores de pluralidad en la universidad y dijo que el mensaje de odio contra las personas LGTBI era inaceptable.

El grupo LGTBI de la Universidad expresó en Twitter su apoyo a sus amigos y su rechazo al nuevo rector, al que acusaron de perseguir a sus propios alumnos.