Brokaw a periodistas: Salgan de la ciudad, vayan al interior

Si Tom Brokaw pudiera darle un consejo a los periodistas de televisión antes de retirarse, sería que vayan más al campo, y no sólo de visita.

Si Tom Brokaw pudiera darle un consejo a los periodistas de televisión antes de retirarse, sería que vayan más al campo, y no sólo de visita.

La insurrección en el Capitolio es sólo un ejemplo del tipo de historia que no habría sorprendido tanto si los periodistas estuvieran más conectados con las comunidades fuera de los centros de poder, dijo el veterano periodista de la cadena NBC.

La televisión noticiosa está "demasiado aferrada a la costa este y la costa oeste estadounidense, y necesita expandir su presencia en todo el país.

Tomen a algunas de las personas que están sólo en Washington y mándenlas a Salt Lake City o Kansas City, o a San Luis, dijo en una entrevista con The Associated Press.

Brokaw, quien cumple 81 años el próximo mes, anunció la semana pasada su retiro de NBC News, donde trabajó durante 55 años. Dijo que ha estado abrumado y conmovido por la gran cantidad de buenos deseos de colegas y gente que lo vio en pantalla muchos de esos años.

Él mismo ha estado alejado de los centros de poder, y no ha estado en Nueva York desde antes de la pandemia de coronavirus. Reparte su tiempo entre Montana y Florida.

Su consejo para la industria que deja atrás no tiene nada que ver con la típica queja de las personas mayores de que las cosas ya no se hacen como antes. Brokaw dijo que está impresionado con el trabajo de los jóvenes periodistas en NBC News y en otras partes y que está deseoso de verlos triunfar.

Cree que una reorientación es viable sin que la industria, que ha visto un declive de dos décadas en la cobertura de noticias locales, tenga que desembolsar mucho dinero.

No quiero criticar lo que están haciendo porque se montan en un avión y van a esos lugares y hacen un buen trabajo, dijo. Pero siempre me ha parecido que es mejor invertir en distintas partes del país y conocer la política y la cultura.

Ve con pesimismo un posible cambio en la actitud del público hacia la prensa tras cuatro años en los que el presidente Donald Trump vio a los periodistas como el enemigo.

No creo que haya una recuperación total, dijo. Creo que se esto está integrado.

Brokaw se ha mantenido ocupado en los años desde que renunció como presentador de NBC Nightly News en 2004, haciendo documentales, apareciendo en Morning Joe y el canal en ocasiones especiales para comentar y escribir. Está terminando un libro sobre sus padres y su vida durante la Gran Depresión en Dakota del Sur.

Por dos décadas, Brokaw, Peter Jennings en ABC y Dan Rather en CBS dominaron los noticieros de la televisión. Era una época en que la TV por cable y las noticias digitales no existían o no estaban tan establecidas como ahora.

Brokaw recordó que cuando le preguntaron al ya difunto Jennings si los tres eran amigos, éste respondió que más o menos. Eran competencia pero compartían un sistema de valores, dijo Brokaw.

Crecí en Yankton, Dakota del Sur, esperando aparecer quizá algún día en NBC News con (Chet) Huntley y (David) Brinkley, dijo. Y, por Dios, a los tres años estaba en Huntley-Brinkley, primero en Omaha y después desde California.

Fue bang, bang, bang, de sopetón, agregó, y francamente me sorprendió, sorprendió a mis padres y a mis amigos allá en Dakota del Sur. Me subí al carrusel y estuve en el lugar correcto en el momento preciso.

En 2013 le diagnosticaron mieloma múltiple, un cáncer de sangre incurable que afecta la médula ósea por el que fue sometido a una dolorosa cirugía de espalda. La semana pasada le pusieron su primera dosis de la vacuna contra el COVID.

Al preguntarle cómo se sentía, Brokaw dijo que con sentimientos encontrados, francamente.