NY habría subestimado muertes por COVID-19 en asilos

Nueva York posiblemente subestimó las muertes por COVID-19 de residentes de hogares de ancianos hasta en un 50%, informó la fiscal general del estado el jueves.

Nueva York posiblemente subestimó las muertes por COVID-19 de residentes de hogares de ancianos hasta en un 50%, informó la fiscal general del estado el jueves.

Durante meses, la procuradora Letitia James ha estado estudiando las discrepancias entre la cantidad de muertes reportadas por el Departamento de Salud del estado y los asilos.

Sus investigadores observaron una muestra de 62 de los aproximadamente 600 hogares de ancianos del estado. Estos informaron 1.914 muertes de residentes por COVID-19, mientras que el Departamento de Salud del estado registró solo 1.229 en esas mismas instalaciones.

Si ese mismo patrón existe en todo el estado, señala el informe de James, significaría que el estado está reportando 56% menos muertes.

Parte de la diferencia se explica por una decisión de la agencia de salud de Nueva York de excluir de su recuento el número de pacientes en hogares de ancianos que mueren después de ser trasladados a hospitales. Los funcionarios de hospitales y asilos dicen que el estado tiene fácil acceso a esa cifra.

El comisionado de salud Howard Zucker ha dicho en ocasiones que el estado está trabajando para recopilar esos datos. Su departamento no ha respondido a las reiteradas solicitudes de The Associated Press por esa cifra en las últimas semanas.

Hasta el martes, el estado reportaba 8.711 muertes en hogares de ancianos en toda la entidad.

Un análisis de AP publicado en agosto concluyó que el estado podría estar subestimando las muertes hasta en un 65%, según las discrepancias entre las cifras totales y las que se informan a los reguladores federales.

A principios de la primavera, el gobernador Andrew Cuomo prometió hacer un esfuerzo especial para proteger los hogares de ancianos y encargó a James investigar cómo los asilos cumplían con las pautas contra el coronavirus.