Banco Central de Yemen niega acusaciones de malversación

El Banco Central de Yemen desestimó las acusaciones de Naciones Unidas de que el gobierno yemení malversó millones de dólares de Arabia Saudí destinados originalmente para la compra de productos ...

El Banco Central de Yemen desestimó las acusaciones de Naciones Unidas de que el gobierno yemení malversó millones de dólares de Arabia Saudí destinados originalmente para la compra de productos básicos.

En un reporte realizado por un panel de expertos de la ONU y dado a conocer a los medios esta semana se acusó al gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional de implementar un estrategia para desviar ilegalmente a los corredores de inversiones 423 millones de dólares del dinero saudí.

El reporte señala que los fondos estaban destinados a la compra de arroz y otros productos para la población yemení que padece de una guerra civil desde hace seis años.

El gobierno de Yemen, en algunos casos, se ha enfrascado en prácticas de lavado de dinero y corrupción que afecta adversamente el acceso de los yemenís a suministros alimenticios adecuados, una violación al derecho a una alimentación justa, concluyó el panel.

El miércoles, el Banco Central de Yemen señaló que el reporte se basaba en acusaciones e información errónea propagada por enemigos de Yemen.

Hasta el jueves por la tarde, el gobierno yemení no ha respondido a los reportes.

De acuerdo con el informe de Naciones Unidas, el banco central del país, con sede en Aden, realizó los desvíos a través de procedimientos estándar de operaciones financieras y manipuló el mercado bursátil extranjero para lavar una parte cuantiosa de los fondos saudíes en una sofisticada estrategia.

La malversación de 423 millones de dólares incluyó la transferencia ilegal de fondos públicos a corredores de inversiones, y el 48% fue entregado a una sola sociedad financiera, el Grupo Hayel Saeed Anam, conocido como HSA.