México: ONU censura asesinato de activista opuesto a represa

La oficina de derechos humanos de la ONU en México exigió el miércoles que se haga justicia en el caso de un activista asesinado a tiros el 23 de enero en el estado sureño de Oaxaca.

La oficina de derechos humanos de la ONU en México exigió el miércoles que se haga justicia en el caso de un activista asesinado a tiros el 23 de enero en el estado sureño de Oaxaca.

Fidel Heras Cruz se oponía a la construcción de presas hidroeléctricas en el río Verde y, de acuerdo con la oficina de la ONU, había recibido amenazas de muerte dos días antes de que lo asesinaran.

Heras Cruz fue baleado en los alrededores de la localidad de Jamiltepec, Oaxaca, cerca de Puerto Escondido. La oficina dijo que siete activistas fueron asesinados en 2020 en México, y que el hecho de que los crímenes sigan impunes hace que los activistas sean más vulnerables.

La percepción de que es posible asesinar a los defensores de los derechos humanos y así debilitar el activismo, "como la defensa del territorio y del medio ambiente, se ve fortalecida con cada asesinato que permanece en la impunidad, dijo en un comunicado Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Heras Cruz presumiblemente también se oponía a la extracción de grava, piedras y arena del lecho del río, una actividad lucrativa pero perjudicial.

En septiembre, Mireya Rodríguez Lemus fue encontrada sin vida con huellas de violencia en el estado norteño de Chihuahua. Rodríguez Lemus fue fundadora de un grupo defensor de los derechos de las personas transgénero y promotora de una campaña de educación y prevención sobre el sida.