España está quedándose sin vacunas para COVID-19

que se suponía llegaría esta semana, pero se retrasó hasta el lunes.

que se suponía llegaría esta semana, pero se retrasó hasta el lunes.

España, junto con el resto del bloque europeo, ha sufrido retrasos en las inoculaciones desde que Pfizer anunció hace dos semanas que tendría una reducción temporal en las entregas para poder mejorar su planta en Puurs, Bélgica.

La UE, sin embargo, está exigiendo a todas las farmacéuticas que garanticen la entrega de las vacunas que prometieron enviar.

Creemos que la Unión Europea y España como estado miembro deben adoptar una postura firme de que los contratos deben cumplirse, dijo Argimon.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, anunció que la capital detendrá las nuevas vacunaciones para utilizar las que tiene en existencia con el fin de garantizar que los que aguardan una segunda dosis no se queden sin ella.

Aguado hizo notar que con el ritmo actual de vacunación será imposible cumplir con la meta del gobierno nacional de inocular al 70% de los 47 millones de habitantes del país para el verano.

España ha administrado el 76% de los 1,7 millones de vacunas que ha recibido como parte del plan de la UE, según el Ministerio de Sanidad. A unas 173.000 personas ya se les aplicaron las dos dosis de la inoculación de Pfizer.

El país registró más de 40.000 infecciones nuevas confirmadas en las últimas 24 horas, para un total acumulado de 2.629.817, según informaron las autoridades el miércoles. Con 492 muertes más en las últimas 24 horas, el total de decesos subió a 57.291.

La tasa de casos en 14 días por cada 100.000 habitantes se mantiene en ascenso y alcanzó 899. Esta cifra, muy vigilada por los epidemiólogos, rebasó los 1.400 por cada 100.000 habitantes en la región oriental de Valencia, la cual tiene más del 60% de sus camas de cuidados intensivos ocupadas por pacientes con COVID-19.

___

Aritz Parra contribuyó a este despacho desde Madrid.