Movilización filantrópica para defender democracia en EEUU

nos llevaron a pensar que teníamos que hacer algo más para fortalecer las organizaciones que promueven la justicia social, que a menudo no tienen suficientes fondos.

nos llevaron a pensar que teníamos que hacer algo más para fortalecer las organizaciones que promueven la justicia social, que a menudo no tienen suficientes fondos.

Las agrupaciones filantrópicas que donaron dinero para velar por la seguridad de las elecciones del 2020 dicen que se sienten alentadas por los resultados. Al final de cuentas, y a pesar de las intensas presiones para desconocer los resultados de las elecciones, las autoridades electorales estatales y jueces de ambos partidos confirmaron los resultados en todo el país ante la ausencia de evidencia de irregularidades o fraude en gran escala.

El sistema resistió, dijo Versaci. Eso fue un gran alivio. Y creo que no fue por arte de magia. Mucha gente trabajó para que así fuese, a distintos niveles, porque la amenaza fue real.

La violenta insurrección del 6 de enero, en que una turba trumpista tomó el Congreso quejándose de que las elecciones habían sido arregladas, no obstante, puso en evidencia la fragilidad de la democracia y el impacto de la desinformación.

Tammy Greer, profesora de ciencias políticas de la Universidad Clark de Atlanta, dijo que los disturbios demostraron que mucha gente no entiende un proceso que es fundamental en las elecciones presidenciales.

El Colegio Electoral es un ejemplo de democracia representativa y funcionó como debe funcionar, manifestó. Si (la gente) no entiende cómo funciona, resulta fácil decir ˜es una conspiración™ o ˜tratan de aprovecharse de nosotros™ o cosas por el estilo.

Greer plantea que las organizaciones filantrópicas deben apoyar iniciativas democráticas a nivel de base de manera constante, no solo durante los años electorales.

Nuestras vidas son afectadas por lo que pasa a nivel estatal, a nivel local y a nivel nacional, declaró. Cuando no le prestamos suficiente atención a esto, hay gente que se siente marginada, abrumada... Y vienen las protestas, que dan lugar a disturbios.

Torres-Springer dijo que este año la Fundación Ford planea seguir financiando organizaciones grandes, afianzadas, que protegen las estructuras democráticas, y otras más nuevas, que actúan en comunidades específicas.

Se percibe una creciente tendencia hacia una cooperación bipartidista entre los filántropos. En octubre, más de 100 filántropos de todas las tendencias firmaron una carta que decía que reparar la fábrica de nuestra democracia requerirá una extraordinaria habilidad de parte de los líderes de la sociedad. Otra carta difundida después de la toma del Capitolio, que llevó 300 firmas, exhortaba a reparar nuestra golpeada fábrica social y ayudar a que nuestra democracia esté a la altura de sus ideales.

Hay muchos puntos de vista acerca de los que es un buen gobierno, dijo Bradford Smith, presidente de Candid, organización filantrópica que creó la herramienta de análisis Foundation Funding for U.S. Democracy, que monitorea el uso que se da al dinero de donantes de todos los sectores. Pueden no estar de acuerdo y ser conservadores o progresistas, o tener diferencias específicas. Pero lo que tienen en común es que creen que la democracia puede beneficiar a toda la sociedad.

Por su parte Greer, de la Universidad Clark de Atlanta, opina que hay que hacer mucho más para restablecer la confianza en las elecciones y en la democracia en general.

La democracia es un músculo, dijo Greer. Es como nuestro cerebro. Como nuestro corazón. Un músculo. Y hay que usarlo todos los días para que se mantenga fuerte.

___

La Associated Press recibe apoyo del Lilly Endowment para la cobrtura de organizaciones filantrópicas y sin fines de lucro. La AP es la única responsable de todo el contenido.