Blinken asume riendas de la diplomacia de EEUU

Antony Blinken asumió el miércoles las riendas del Departamento de Estado con una promesa de reconstruir las filas de la agencia y apoyarse en sus expertos, en momentos en que la administración Bid...

Antony Blinken asumió el miércoles las riendas del Departamento de Estado con una promesa de reconstruir las filas de la agencia y apoyarse en sus expertos, en momentos en que la administración Biden trata de restaurar la posición global de Estados Unidos.

En su primer día pleno en el cargo, Blinken le aseguró a una concurrencia de empleados limitada por el coronavirus que él valora su trabajo y su dedicación. Dijo además que les espera un duro camino con el mundo observando cómo abordan la política exterior luego de cuatro años de la doctrina nacionalista y aislacionista de Donald Trump.

El presidente Joe Biden ha prometido que revertirá el enfoque de Trump, que alienó a muchos aliados tradicionales que lo percibieron como un enfoque duro y unilateral. Blinken prometió que después de esos cuatro años, Estados Unidos reanudará la cooperación con los aliados sobre bases recíprocas, no puramente transaccionales.

El mundo nos observa atentamente en estos momentos, recalcó Blinken. Quiere saber si podemos sanar nuestra nación. Quiere saber si podemos liderar con nuestro ejemplo y si daremos prioridad a la diplomacia con nuestros aliados para responder a los grandes retos de nuestros tiempos como la pandemia, el cambio climático, la crisis económica, amenazas a democracias, luchas por la justicia social y el peligro a nuestra seguridad y estabilidad globales presentado por nuestros rivales y adversarios.

Blinken, de 58 años y veterano colaborador de Biden, fue confirmado como el 71er secretario de Estado por el Senado en una votación de 78-22 el martes. La posición tiene el rango más elevado en el gabinete, siendo el cuarto en la línea de sucesión presidencial. Subsecretario de Estado en la administración Obama, Blinken prometió el regreso del liderato de Estados Unidos.

El liderazgo estadounidense es necesario en todo el mundo y nosotros lo proveeremos, porque el mundo tiene más probabilidades de resolver problemas y enfrentar retos cuando Estados Unidos está presente, señaló. En su mejor forma, Estados Unidos tiene más capacidad que ningún otro país para movilizar a otros por el bien común.

Poco después de ser confirmado el martes por la noche, Blinken comenzó a trabajar, haciendo su primera serie de llamadas telefónicas a cancilleres en países vecinos y aliados: México, Canadá, Japón y Corea del Sur.