Fuente UE: AstraZeneca deja reunión sobre entrega de vacunas

AstraZeneca se retiró el miércoles de una reunión con la Unión Europea para discutir las demoras en el calendario de entrega de vacunas contra el coronavirus al bloque, dijo un funcionario comunit...

AstraZeneca se retiró el miércoles de una reunión con la Unión Europea para discutir las demoras en el calendario de entrega de vacunas contra el coronavirus al bloque, dijo un funcionario comunitario.

Bruselas insistirá en que la farmacéutica regrese a la mesa de negociación para explicar el retraso que sufrirán las entregas una vez la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford sea aprobada por la Agencia Europea del Medicamento, explicó el funcionario, que pidió no ser identificado debido a la delicadeza de las conversaciones.

Está previsto que el regulador comunitario se reúna el viernes para aprobar la vacuna.

El diálogo del miércoles con la Comisión Europea y los estados miembro iba a ser el tercero en otros tantos días mientras una UE cada vez más enojada exige explicaciones sobre los retrasos en las entregas.

AstraZeneca dijo en un comunicado que comprende y comparte la frustración de que el volumen del suministro inicial de nuestra vacuna a la Unión Europea será menor de lo previsto.

La farmacéutica no abordó el asunto de la reunión con las autoridades comunitarias, en la que participan expertos de la Comisión Europea, los estados miembro y, en este caso, posiblemente AstraZeneca.

Bruselas amenazó el lunes con imponer estrictos controles de exportación en los próximos días a las vacunas contra el COVID-19 fabricadas en el bloque.

La UE, que tiene 450 millones de ciudadanos y la influencia económica y política de ser el mayor bloque comercial del mundo, está muy por detrás de países como Israel o Gran Bretaña en la campaña de vacunación al personal sanitario y a grupos de riesgo, a pesar de tener más de 400.000 muertes confirmadas por el virus desde el inicio de la pandemia.

Las demoras en las entregas planificadas de la vacuna de AstraZeneca junto a los contratiempos en la distribución de la desarrollada por Pfizer-BioNTech mientras aumentan la producción de la planta de la estadounidense en Bélgica, aumentan la presión sobre los países de la UE.