Incendio destruye bosques de provincia argentina Río Negro

Los bomberos combatían el martes un voraz incendio que se desató en una zona boscosa de la provincia argentina de Río Negro, el más intenso desde que comenzó el año, que ha provocado al menos un...

Los bomberos combatían el martes un voraz incendio que se desató en una zona boscosa de la provincia argentina de Río Negro, el más intenso desde que comenzó el año, que ha provocado al menos un herido y varios evacuados.

Las llamas han consumido más de 6.000 hectáreas del área de Cuesta del Ternero, cerca de la localidad turística de El Bolsón, situada a unos 1.700 kilómetros al sur de Buenos Aires, cerca de la Patagonia y próximo a la frontera con Chile.

El fuego se desató el domingo por motivos que se desconocen y es combatido por varias decenas de brigadistas del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales y bomberos voluntarios, dijeron las autoridades rionegrinas. Uno de los bomberos sufrió heridas leves.

"La sequedad del combustible vegetal de la zona en las últimas semanas, sumado a los fuertes vientos hicieron que la situación se descontrolara como nunca habíamos visto, dijo a medios de prensa el jefe del írea Técnica del Servicio de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales, Nicolás De Agostini.

La zona afectada es montañosa y tiene algunos valles, lo cual dificulta la extinción del fuego. Esta poblada por varias viviendas y galpones.

El paraje es aledaño a una ruta provincial que une El Bolsón con la localidad de El Maitén, en la provincia limítrofe de Chubut.

En tanto, en los distritos de Mendoza, Catamarca, Buenos Aires y La Pampa existen en este momento focos ígneos de menor magnitud.

Una veintena de provincias argentinas sufrieron incendios en 2020, según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Córdoba, en el centro de Argentina, fue la más afectada, con unas 331.000 hectáreas quemadas, mientras que en todo el territorio más de un millón fueron destruidas.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el país sudamericano experimentó el año pasado una extensa y prolongada sequía que afectó más de la mitad del territorio. La falta de lluvias hizo que 2020 fuera el año más seco desde 1995.