Holanda dice que enjuiciará a alborotadores en protestas

El ministro de Justicia de Holanda advirtió el martes que enjuiciará rápidamente a las personas arrestadas en las tres noches de disturbios y protestas contra el toque de queda y otras medidas para...

El ministro de Justicia de Holanda advirtió el martes que enjuiciará rápidamente a las personas arrestadas en las tres noches de disturbios y protestas contra el toque de queda y otras medidas para contener la pandemia de coronavirus en el país.

Ferd Grapperhaus dijo que los alborotadores enfrentan posibles penas de prisión si son condenados. No se saldrán con la suya, dijo a los periodistas en La Haya.

Holanda enfrenta los peores disturbios civiles en años, inicialmente provocados por la molestia de algunos residentes contra las estrictas medidas de contención del país, pero que crecieron por los llamados a disturbios en las redes sociales. La violencia ha rebasado a las fuerzas regulares de la policía y en ocasiones ha llevado al despliegue de policías militares.

Grapperhaus habló después de una tercera noche de disturbios que afectaron a varios pueblos y ciudades. Hubo enfrentamientos y saqueos de tiendas, los más graves en la ciudad portuaria de Rotterdam y en la ciudad sureña de Den Bosch.

Es totalmente escandaloso robarle a la gente que está luchando, con la ayuda del gobierno, para mantener la cabeza fuera del agua, dijo Grapperhaus a los medios de comunicación. Destacó que el toque de queda es una medida necesaria en la lucha contra la crisis de salud.

Un total de 184 personas fueron arrestadas en los disturbios del lunes por la noche y la policía ha multado a más de 1.700 personas por violar el toque de queda, vigente entre 9 p.m. y 4:30 a.m. La multa por violar el toque de queda es de 95 euros (115 dólares).

Agentes de todo el país también detuvieron a decenas de personas, sospechas de usar las redes sociales para incitar disturbios. La policía dijo que los alborotadores arrojaron piedras, fuegos artificiales y bombas incendiarias a los policías.

Esta violencia criminal debe terminar, tuiteó el primer ministro Mark Rutte.

Los disturbios no tienen nada que ver con protestar o luchar por la libertad, agregó. Debemos ganar juntos la batalla contra el virus, porque esa es la única forma de recuperar nuestra libertad, afirmó.