Joe Biden, a los 78 años abanderado del cambio

y propone enseñanza gratis para los programas de dos años del ciclo terciario y exención de pagos para los programas de cuatro años si una familia gana menos de 125.000 dólares anuales.

y propone enseñanza gratis para los programas de dos años del ciclo terciario y exención de pagos para los programas de cuatro años si una familia gana menos de 125.000 dólares anuales.

LA DEUDA

Durante la vida de Biden, la deuda nacional subió de 72.000 millones de dólares a 27 billones. Pero esto es un fenómeno reciente. El país siente todavía los efectos de la debacle financiera del 2008, en que la deuda era de 10 billones. Y ahora asume la presidencia en medio de otra calamidad económica: la pandemia del coronavirus.

Imitanto la actitud de Franklin Roosvelt durante la depresión de los años 30 y la Segunda Guerra Mundial, Biden está pidiendo otros 1,9 billones para evitar peores consecuencias en la economía estadounidense.

EL AUTOMí“VIL

Como parte de su plan energético, Biden quiere instalar 500.000 estaciones para cargar vehículos eléctricos para el 2030, una medida que según analistas podría impulsar la venta de unos 25 millones de autos eléctricos. A título de comparación, las estadísticas federales hablan de 33 millones de autos en Estados Unidos en 1948, cuando Biden empezó la secundaria.

LA HORA DE LA GENERACIí“N SILENCIOSA

Biden es parte de lo que los estadounidenses llaman la Generación Silenciosa, que abarca a los nacidos entre 1928 y 1945. O sea, entre la Generación Grandiosa que sobrellevó la depresión de los años 30 y ganó la Segunda Guerra Mundial y la de los Baby Boomers, la generación de postguerra, que impulsó grandes cambios económicos y sociales y fue protagonista de la lucha por los derechos civiles, Vietnam y la Guerra Fría.

Daba la impresión de que jamás habría un presidente de la Generación Silenciosa. La Generación Grandiosa mandó a la Casa Blanca a John F. Kennedy, Lyndon Johnson, Richard Nixon, Gerald Ford, Jimmy Carter, Reagan y George H.W. Bush. Luego vinieron los boomers Bill Clinton, George W. Bush hijo, Barack Obama y Donald Trump.