Corte Suprema descarta demandas sobre ingresos de Trump

La Corte Suprema de Estados Unidos puso fin el lunes a las demandas que acusaban a Donald Trump de enriquecerse indebidamente durante su presidencia.

La Corte Suprema de Estados Unidos puso fin el lunes a las demandas que acusaban a Donald Trump de enriquecerse indebidamente durante su presidencia.

Los magistrados descartaron las apelaciones de Trump a los fallos de instancias menores que habían permitido proceder con las demandas que acusaban al ahora expresidente de violar la cláusula sobre emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de funcionarios nacionales e internacionales que se hospedaron en el Trump International Hotel o que usaron otros negocios propiedades del exmandatario y sus parientes.

El máximo tribunal ordenó además descartar los fallos de las otras instancias y le pidió hacer lo mismo a las cortes de apelaciones de Nueva York y Richmond, Virginia, afirmando que el asunto es irrelevante ya que Trump ya no es presidente.

El resultado deja sin opinión judicial un tema que rara vez ha sido analizado por los expertos jurídicos de Estados Unidos.

Los casos involucran demandas presentadas por el estado de Maryland, por el Distrito de Columbia y por varios hoteles y restaurantes de la zona de Nueva York y Washington DC que se encuentran en la infortunada posición de tener que competir con negocios que son propiedad del presidente de Estados Unidos.

Las demandas exigían publicar los registros que demuestren cuánto dinero invirtieron los gobiernos nacionales o internacionales para que sus funcionarios usaran hoteles y restaurantes propiedad de Trump.

Persisten otros casos contra el exmandatario en la Corte Suprema y en instancias inferiores.

Trump actualmente está resistiendo los intentos de la fiscalía de Manhattan de obligarle a entregar sus declaraciones de impuestos. Tribunales menores están evaluando las citaciones del Congreso para obtener los registros financieros de Trump. La Corte Suprema además pondera la apelación de Trump sobre la decisión que le prohíbe bloquear mensajes críticos en su cuenta de Twitter. Al igual que en el caso de los emolumentos, esa apelación probablemente sea considerada irrelevante ahora que Trump no está en la presidencia y además no tiene cuenta de Twitter.