En Zimbabue, 4 ministros del gobierno han muerto de COVID

Cuatro ministros del gobierno de Zimbabue han muerto de COVID-19, tres de ellos en las últimas dos semanas, reflejo de la gravedad de la crisis que la enfermedad está provocando este país africano.

Cuatro ministros del gobierno de Zimbabue han muerto de COVID-19, tres de ellos en las últimas dos semanas, reflejo de la gravedad de la crisis que la enfermedad está provocando este país africano.

El presidente Emmerson Mnangagwa subrayó que el coronavirus se está llevando una triste cosecha en la nación.

Esta pandemia ha sido indiscriminada. Aquí no hay espectadores ni jueces ni nadie que se salve. No hay superhombres ni supermujeres, todos estamos expuestos, manifestó el mandatario en un discurso televisado.

Mnangagwa asistió al entierro der uno de sus ministros la semana pasada poco después del anuncio del fallecimiento del ministro de relaciones exteriores. Poco después falleció el ministro del transporte.

También han fallecido otros políticos prominentes y figuras der la sociedad civil.

La oposición acusa al gobierno de usar el COVID-19 como arma al detener a miembros de la oposición y otros disidentes y llevarlos a cárceles hacinadas donde el contagio es fácil. También se le acusa al gobierno de dejar en el olvido a los hospitales públicos, donde escasean los equipos y suministros para salvarle la vida a los pacientes del coronavirus. Las personas adineradas van a hospitales privados o al exterior para recibir tratamiento.

El gobierno insiste en que está haciendo todo lo que puede y que, a pesar de las amplias diferencias en los estratos económicos de la sociedad, la batalla contra el virus es asunto de todos.

Zimbabue, como muchos otros países africanos, inicialmente registró índices bajos de contagios pero recientemente ha sufrido un repunte. Cunden temores de una variante de la enfermedad entró al país cuando miles de ciudadanos que viven en Sudáfrica vinieron a Zimbabue para pasar las vacaciones del fin de año.