Irán inicia maniobras terrestres en el Golfo de Omán

El ejército de Irán inició el martes maniobras con sus fuerzas terrestres a lo largo de la costa del Golfo de Omán, según reportó la televisora estatal. Son los últimos de una serie de ejercici...

El ejército de Irán inició el martes maniobras con sus fuerzas terrestres a lo largo de la costa del Golfo de Omán, según reportó la televisora estatal. Son los últimos de una serie de ejercicios rápidos que coinciden con un aumento de la tensión por su programa nuclear y la campaña de presión de Estados Unidos contra Teherán.

Según la información, unidades de comando y la infantería aerotransportada participaban en las maniobras anuales, junto con aviones de combate, helicópteros y aviones de transporte militar. El jefe del ejército nacional, Abdolrahim Mousavi, supervisó los ejercicios.

Irán ha intensificado recientemente sus maniobras como parte de un esfuerzo para elevar la presión sobre el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, por el pacto nuclear del que el presidente Donald Trump retiró a Washington. Biden ha dicho que el país regresará al acuerdo multinacional que busca contener el programa nuclear de la República Islámica.

La Guarda Revolucionaria tuvo el sábado ejercicios en los que lanzó misiles balísticos antibuques contra un objetivo simulado a unos 1.800 kilómetros (1.120 millas) en el Océano índico, un día después de que la división aeroespacial del cuerpo paramilitar desplegó misiles balísticos tierra-tierra y drones contra hipotéticas bases enemigas en el vasto desierto del centro del país.

El jueves, la Marina iraní disparó misiles de crucero como parte de una maniobras en el Golfo de Omán, bajo la vigilancia de lo que pareció ser un submarino nuclear estadounidense. Antes en la semana, fuerzas afiliadas a la Guardia llevaron a cabo una maniobra limitada en el Golfo Pérsico tras un masivo ejercicio solo con aviones no tripulados en la mitad del país a principios de enero.

Las tensiones entre Washington y Teherán aumentaron en medio de una serie de incidentes derivados de la decisión de Trump de retirar de forma unilateral a su país del pacto con varias potencias mundiales. En los últimos días del mandato de Trump, Teherán interceptó un petrolero surcoreano y comenzó a enriquecer uranio a un nivel más cercano a los de grado balístico, mientras Estados Unidos envió bombarderos B-52, al portaaviones USS Nimitz y un submarino nuclear a la región.

En 2018 Trump sacó a Washington del acuerdo nuclear por el que la República Islámica se comprometía a limitar el enriquecimiento de uranio a cambio del levantamiento de las sanciones económicas. Trump citó el programa de misiles balísticos iraní como uno de los asuntos que motivaron su decisión.

Cuando después Estados Unidos aumentó las sanciones, Irán abandonó gradual y públicamente los límites del acuerdo sobre su desarrollo nuclear.