Muere el heredero bancario francés Benjamin de Rothschild

Benjamin de Rothschild, quien supervisó el imperio bancario iniciado por su padre en 1953, murió. Tenía 57 años.

Benjamin de Rothschild, quien supervisó el imperio bancario iniciado por su padre en 1953, murió. Tenía 57 años.

El Grupo Edmond de Rothschild, la compañía que él presidía, informó que el francés De Rothschild falleció de un ataque cardiaco el viernes por la tarde en su hogar en Pregny, Suiza.

Desde 1997, Benjamin de Rothschild dirigía el grupo bancario, que tenía el nombre de su padre. En la actualidad, el Grupo Edmond de Rothschild señala que administra activos valuados en 160.000 millones de euros (190.000 millones de dólares).

La revista Forbes calcula la riqueza de De Rothschild en 1.500 millones de dólares. Era un descendiente de la familia Rothschild, que por cerca de 300 años ha administrado bancos europeos.

En un comunicado de prensa que anuncia su muerte, el Grupo Edmond de Rothschild indicó que De Rothschild era un apasionado por las finanzas, la regata, los autos y el vino. También era un filántropo, involucrado en el Hospital de la Fundación Adolphe de Rothschild, de acuerdo con la compañía.

Le sobreviven su esposa, Ariane de Rothschild, y sus cuatro hijas adultas.