Biden tiene la mira en cambio radical de la presidencia

estará en posición de usar su cargo para avanzar una agenda política ambiciosa.

estará en posición de usar su cargo para avanzar una agenda política ambiciosa.

Su equipo, no obstante, será puesto a prueba por el torbellino en el país: un virus que está matando a más de 4.000 personas por día, un programa lento de vacunaciones, una economía que empeora y un segundo juicio político a Trump.

Biden tiene además mucho trabajo por hacer para reparar la imagen de la presidencia, tanto en el exterior como en el país.

Trump puso a Estados Unidos en otro lugar en el mundo, sacando al país de numerosos tratados comerciales multilaterales y acuerdos climáticos en favor de una política exterior más insular. Sus creencias y ánimos cambiantes dañaron las relaciones con algunos de los aliados más viejos de la nación, incluso la mayoría de Europa Occidental.

Mientras la pandemia de coronavirus azotaba el mundo, Trump alentó la competencia, no la cooperación, en el estudio y creación de una vacuna. Trump además abandonó el papel tradicional del presidente en llamar la atención a las violaciones de derechos humanos en todo el mundo.

Biden, que se pasó años en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y tuvo una extensa carpeta de política exterior como vicepresidente, ha prometido un cambio de curso. Prometió reparar alianzas, reintegrar el país al acuerdo climático de París y a la Organización Mundial de Salud y dijo que fortalecerá la seguridad nacional de Estados Unidos, lidiando primero con las crisis de salud pública, económica y política en el país.

Ofrecer la Casa Blanca como símbolo de estabilidad a otras capitales globales no va a ser fácil para Biden tras la presidencia de Trump.

Él tiene un problema estructural y necesita hacer a Estados Unidos más confiable. Estamos disminuidos en estatura y somos menos predecibles, dijo Richard Haass, presidente del Council on Foreign Relations (Concejo en Relaciones Exteriores). Apuntó que tras la victoria de Biden, la Unión Europea fortaleció sus lazos con China con un nuevo tratado de inversiones.

Todo el mundo está asegurando posiciones. No tiene la menor idea de si Biden va a ser un presidente de un mandato ni qué vendrá tras él, dijo Haas. Existe el temor en el mundo de que Trump o el trumpismo regresen en cuatro años.