En México, las mujeres toman las armas para defenderse

la que ha convencido a las vigilantes de El Terrero, que simplemente son soldados de a pie, a unirse a uno de esos últimos grupos.

la que ha convencido a las vigilantes de El Terrero, que simplemente son soldados de a pie, a unirse a uno de esos últimos grupos.

Las vigilantes rechazan las afirmaciones de que sean parte de una organización delictiva, aunque claramente consideran que el CJNG es su rival. Señalaron que estarían más que felices si la policía y el ejército viniera e hiciera su trabajo.

El Terrero no está lejos de la localidad de La Ruana, donde se formó el movimiento de autodefensas real en 2013 por el productor de limones Hipólito Mora. Luego de perseguir con éxito al cártel de los Caballeros Templarios, Mora, al igual que la mayoría de los primeros líderes, se ha distanciado de los grupos que se denominan autodefensas y que siguen activos, y ahora es candidato a gobernador.

Casi te puedo asegurar que no son autodefensas legítimas", señaló Mora. Es crimen organizado, dijo y añadió que los pocos grupos de autodefensas que existen han permitido que los delincuentes se infiltren.

El gobernador actual de Michoacán, Silvano Aureoles, es más tajante. Son criminales, punto. Ahora, para tender una manta allí para proteger sus actividades delincuenciales se hacen llamas autodefensas, como si eso fuera un pasaporte de impunidad, puntualizó.

Pero de alguna manera, señaló Mora, las mismas condiciones que dieron lugar al movimiento en 2013 continúan: Las autoridades y la policía no aplican la ley y no garantizan paz a los residentes.

Sergio García, miembro del grupo de El Terrero, dijo que su hermano de 15 años fue secuestrado y asesinado por el CJNG. Ahora, quiere la justicia que la policía nunca le ha dado.

___

El periodista de The Associated Press Mark Stevenson en la Ciudad de México contribuyó a este despacho.