Kingsley Ben-Adir se abre camino como Malcolm X

a los casos más espantosos de racismo o brutalidad policial o injusticia política. No es de extrañar que luzca como loco y exaltado y furioso en tanto material de archivo. Al verlo cuando no habla,...

a los casos más espantosos de racismo o brutalidad policial o injusticia política. No es de extrañar que luzca como loco y exaltado y furioso en tanto material de archivo. Al verlo cuando no habla, sino cuando escucha y en el momento de trasición cuando está a punto de responder, esta humanidad se abre. No sé cómo describirlo. También creo que quedé como aturdido cuando terminó esto. No comía, estaba cansado, tenía la sangre llena de nicotina y cafeína y la mente llena de ideas. Todo el proceso fue un poco surrealista, como un pequeño torbellino.

AP: ¿Tomaste en cuenta la actuación de Denzel Washington en la película de Spike Lee de 1992 (Malcolm X) a la hora de abordar el papel?

Ben-Adir: Decidí dejarlo así. Sabía que este Malcolm tenía que ser diferente.

AP: ¿Es cierto que mientras estabas haciendo también interpretaste a Barack Obama en The Comey Rule? ¿Cómo lo hiciste?

Ben-Adir: Filmé Malcolm tres semanas y media y entonces tomé un avión a Toronto un viernes y rodé Barack por cuatro o cinco días y luego tomé otro vuelo volví a Miami para Malcolm. Como un actor ocupado, uno tiene que arreglárselas con los horarios fijados. Me dije: Mira, has estado buscando una oportunidad como esta por lo menos por 10 años. Ahora tienes dos al mismo tiempo. Tienes que hacer que funcione.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr.