GBretaña prohíbe llegadas desde América del Sur y Portugal

Gran Bretaña prohibió la llegada de personas procedentes de todo América del Sur y Portugal debido a los temores por una nueva variante del coronavirus detectada en Brasil, anunciaron las autoridad...

Gran Bretaña prohibió la llegada de personas procedentes de todo América del Sur y Portugal debido a los temores por una nueva variante del coronavirus detectada en Brasil, anunciaron las autoridades el jueves.

El secretario británico del Transporte, Gran Shapps, dijo que a partir de las 4 de la mañana del viernes estarán suspendidas las llegadas desde más de una docena de países, incluyendo a Argentina, Chile y Perú, debido a la evidencia de una nueva variante en Brasil. Además de Sudamérica, la medida también fue impuesta a las islas de Cabo Verde, frente a la costa occidental de ífrica, y Panamá.

Y en una decisión que generó consternación en Portugal, Shapps dijo que los viajes desde ese país también serían suspendidos debido a sus estrechos vínculos con Brasil, aunque hay dispensas para los camioneros que transportan mercancías esenciales desde Portugal. Dijo en Twitter que la medida es otra manera de reducir el riesgo de importar infecciones.

Las restricciones también afectan a los archipiélagos portugueses de Madeira y las Azores.

La prohibición no abarca a los británicos, irlandeses y nacionales de terceros países con derechos de residencia en Gran Bretaña. Sin embargo, quienes regresen de los lugares prohibidos deben guardar una cuarentena de 10 días con sus familias.

El anuncio fue efectuado pocas semanas después de que muchos países prohibieran la llegada de personas procedentes de Gran Bretaña después de que se descubriera otra variante del virus en los alrededores de Londres y el sureste de Inglaterra, a la que se atribuye un fuerte incremento en las infecciones y muertes relacionadas con el COVID-19.

Brasil, por ejemplo, suspendió los vuelos desde o vía Gran Bretaña desde el 25 de diciembre debido a las temores frente a la variante, que se cree es 50% más contagiosa.

El ministro del exterior de Portugal, Augusto Santos Silva, describió la decisión británica como absurda y carente de lógica, y señaló que buscaría una aclaración de su contraparte británico.

En una entrevista con la agencia noticiosa Lusa publicado en línea por el periódico Diario de Noticias, Santos Silva señaló que no había pruebas de que la variante encontrada en Brasil hubiera llegado a Portugal, y subrayó que todos los pasajeros que viajen desde el país sudamericano a territorio portugués deben efectuarse la prueba de coronavirus 72 horas antes de su partida.

Suspender los vuelos desde Portugal con el argumento de los vínculos entre Portugal y Brasil es, con todo el debido respeto, completamente absurdo, dijo el funcionario al medio.