JL Guerra presenta un lado más íntimo con "Privé"

y nuevas versiones de sus éxitos Ojalá que llueva café, Pedir su mano y Las avispas.

y nuevas versiones de sus éxitos Ojalá que llueva café, Pedir su mano y Las avispas.

Bajo la producción de Guerra y su asidua colaboradora Janina Rosado, combina sonidos de jazz, blues, bossa nova y música clásica con merengue y pambiche, usando instrumentos como piano, guitarra, gí¼ira, vibráfono y saxofón.

Esta semana, el músico lanzó también un detrás de cámaras que presenta el proceso creativo en su canal de YouTube.

Desde su casa en Santo Domingo, Guerra conversó sobre el nacimiento del EP, la longevidad de sus canciones y el posible acuñamiento del término Versión Privé para describir un género o estilo. Las preguntas y respuestas fueron editadas para mayor claridad y brevedad.

AP: Más allá del título, ¿cómo surgió Privé?

Guerra: Surgió en el estudio. Nosotros hicimos Las avispas en medio de la pandemia y la subimos a las redes y gustó muchísimo, entonces dijimos vamos a hacer por lo menos cinco y así fue como empezó todo. Habían dos canciones nuevas, comenzamos a tratar con algunos clásicos... Así surgieron las cinco canciones.

AP: Cuénteme un poquito sobre los nuevos temas. Pambiche de novia, su sencillo actual, es una especie de merengue más lento con instrumentos clásicos.

Guerra: Es un pambiche lento muy romántico. Creo que eso tiene que ver mucho con mi esposa (Nora) y con lo que es el patio de mi casa, las cosas que yo veo aquí. Es una composición muy especial porque es como modal, pasa de tonos mayores a menores, y yo creo que en la simpleza es que está la belleza de la canción.

AP: ¿Y De donde nacen tus besos?

Guerra: De donde nacen tus besos parece más o menos un bossa nova. Era una canción que yo tenía compuesta hace un tiempo, me pareció muy romántica y quisimos interpretarla igual solamente con piano y guitarra.

AP: La versión de Ojalá que llueva café es súper clásica e íntima...

Guerra: Esa es sólo piano y tiene un interludio también con cuerda. Yo quería hacer una intro en piano solamente. Janina me dice que tiene mucha influencia de Ravel y es cierto. Quisimos mantenerla casi siempre piano y voz para variarla mucho de la original, que era un merengue.

AP: ¿Se imaginó alguna vez que sus canciones iban a perdurar tanto en el tiempo cuando las compuso?

Guerra: Bueno, uno no lo hace (pensando) así, uno simplemente compone. En el caso de Ojalá que llueva café yo recuerdo que fue una visita que yo hice a Santiago de los Caballeros, donde un tío mío que tenía un amigo era folklorista y ese señor me mostró muchos poemas bucólicos, de campo, y entre ellos había uno que se relacionaba con que lloviera café y eso fue lo que me marcó, una metáfora tan hermosa. Comencé a trabajarla y así nació ese merengue.

AP: El lanzamiento de Privé estuvo acompañado por un video en el que interpretó las cinco canciones bajo la dirección de su hijo (Jean Guerra, para Guerra Films). ¿Qué tal fue trabajar con él?

Guerra: Siempre es una experiencia única y especial trabajar con mi hijo. Él fue el que me dijo que teníamos que hacerlo en un sitio abierto; originalmente lo queríamos hacer en el estudio, pero me dijo que no, que un sitio abierto iba a tener mucha más calidez, inclusive que se vería más íntimo. Y la idea de hacerlo de noche también. El crédito de eso es para él.

AP: En el disco, las nuevas versiones de sus viejos éxitos aparecen como Versión Privé. Parece el nacimiento de un nuevo género o estilo...

Guerra: Nosotros hemos hecho diferentes versiones de otras canciones, pero estas eran específicas de este proyecto, por eso les pusimos Versión Privé. ¡A lo mejor se queda ya el término! (risas). Versión Privé es algo bien íntimo.

___

Sigal Ratner-Arias está en Twitter como https://twitter.com/sigalratner.