EEUU acusa a Irán de lazos secretos con Al Qaeda

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo acusó el martes a Irán de mantener lazos secretos con la red Al Qaeda e impuso nuevas sanciones a varios altos funcionarios iraníes.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo acusó el martes a Irán de mantener lazos secretos con la red Al Qaeda e impuso nuevas sanciones a varios altos funcionarios iraníes.

Pompeo hizo estas declaraciones apenas una semana antes del fin del gobierno de Donald Trump aparentemente para contrariar el deseo expreso del presidente electo Joe Biden de reanudar negociaciones con Irán sobre el acuerdo nuclear del 2015. Trump se retiró del acuerdo en el 2018.

En un discurso en el Club Nacional de la Prensa, Pompeo criticó a Irán por presuntos lazos secretos con Al Qaeda, mencionando datos de inteligencia que indican que Teherán albergó al número 2 del grupo, Abu Muhammad al-Masri, que fue muerto en agosto presuntamente por agentes israelíes.

Irán, con un gobierno chií, y la suní Al Qaeda, no son aliados naturales en el mundo islámico y han tenido malas relaciones desde que el Talibán, que albergó a Osama bin Laden, tomó el poder en Afganistán en 1996. Dos años después. Irán acusó al Talibán de asesinar a varios diplomáticos iraníes en la ciudad de Mazar-i-Sharif.

Aunque las autoridades estadounidenses habían confirmado previamente la muerte de al-Masri y su hija, la viuda del hijo de Osama bin Laden, Hamza, las declaraciones de Pompeo son el primer comentario oficial en ese sentido.

Hoy, puedo confirmarle públicamente al mundo por primera vez su muerte el 7 de agosto del año pasado, dijo Pompeo. Afirmo además que Irán había monitoreado estrechamente a miembros de Al Qaeda antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos y había aumentado esa actividad y decidido respaldarles activamente tras el acuerdo nuclear.

Pompeo dijo que los lazos entre Irán y Al Qaeda mejoraron considerablemente en el 2015, cuando el gobierno de Barack Obama, junto con Francia, Alemania y Gran Bretaña, estaban finalizando el acuerdo nuclear. No ofreció evidencias de su acusación. Pompeo se opuso resueltamente al acuerdo cuando era miembro del Congreso.

Una ola de cambios estaba ocurriendo dentro del eje Irán-Al Qaeda, dijo Pompeo. Irán decidió permitirle a Al Qaeda establecer una nueva base de operaciones, con la condición de que los miembros de Al Qaeda respetasen las reglas decretadas por el régimen para la presencia de Al Qaeda en el país.