Oxford-AstraZeneca solicitan a la UE evaluar su vacuna

La Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca presentaron una solicitud para que la Unión Europea autorice el uso de su vacuna contra el coronavirus en toda la región de 27 naciones, infor...

La Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca presentaron una solicitud para que la Unión Europea autorice el uso de su vacuna contra el coronavirus en toda la región de 27 naciones, informó el martes la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés).

El regulador comunitario explicó en un comunicado que recibió una petición para que la vacuna sea aprobada en un proceso acelerado y apuntó que podría recibir luz verde en su reunión del 29 de enero, siempre que los datos remitidos sobre calidad, seguridad y eficacia de la vacuna sean suficientemente sólidos y completos.

La EMA ya aprobó otras dos vacunas contra el COVID-19, una desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, y otra de Moderna.

Suiza aprobó el martes la vacuna de Moderna y planea inmunizar a alrededor del 4% de su población usando esa vacuna y la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Gran Bretaña autorizó la de Oxford-AstraZeneca el mes pasado y ya la está administrando, mientras que India le dio luz verde este mes.

Como parte de su estrategia para obtener tantas vacunas diferentes como sea posible para los europeos, la UE dijo que había concluido las primeras conversaciones con la empresa francesa de biotecnología Valneva para asegurar hasta 60 millones de dosis de vacuna contra el COVID-19.

Valneva firmó previamente un acuerdo con Gran Bretaña para proporcionar decenas de millones de dosis de su inyección, que se desarrolla utilizando una tecnología similar a la usada para fabricar las vacunas contra la gripe. La UE ha sellado seis contratos de vacunas por hasta 2.000 millones de dosis, muchas más de las necesarias para cubrir su población de aproximadamente 450 millones.

Se espera que la vacuna de Oxford-AstraZeneca sea clave para muchos países por su bajo costo, su disponibilidad y la facilidad de uso. Puede guardarse en refrigeradores en lugar de a las temperaturas de ultracongelación que necesita la de Pfizer. La farmacéutica explicó que tendrá un precio de 2,5 dólares por dosis, y tiene previsto elaborar hasta 3.000 millones para finales de 2021.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) dice que no considerará aprobar la vacuna de Oxford-AstraZeneca hasta que estén disponibles los datos de una investigación que pruebe la vacuna en unas 30.000 personas.

La Organización Mundial de la Salud también está examinando una solicitud de AstraZeneca y Oxford para que autorice el uso de emergencia de su vacuna.

La agencia de salud de la ONU no autoriza ni regula las vacunas en sí, pero generalmente evalúa las vacunas una vez que han sido aprobadas por una agencia como el regulador de Reino Unido o la Agencia Europea de Medicamentos. Los expertos de la OMS realizan su propia evaluación para determinar si los riesgos de una vacuna superan o no sus beneficios y luego hacen una recomendación para que las inyecciones sean precalificadas para que puedan ser compradas por donantes para países en desarrollo.