Argentina recibirá otras 300.000 dosis de la vacuna rusa

Un avión de Aerolíneas Argentinas partirá el jueves a Moscú para traer otras 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V con las que continuará el plan original de vacunación contra el nuevo coronaviru...

Un avión de Aerolíneas Argentinas partirá el jueves a Moscú para traer otras 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V con las que continuará el plan original de vacunación contra el nuevo coronavirus, luego de las críticas a los dichos de una funcionaria sobre la posibilidad de diferir la segunda dosis para inmunizar a más personas.

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, dijo el martes que en los próximos días llegarán 300.000 dosis del segundo componente de la Sputnik V y luego continuará el cronograma de entrega de ambos componentes del inmunizante para completar 30 millones de dosis hasta marzo.

Esta previsto que el avión llegue el sábado a Buenos Aires con el cargamento, informó Aerolíneas Argentinas. El primer vuelo que trajo 300.000 dosis arribó el 24 de diciembre y a fines de ese mes comenzó la vacunación del personal médico.

Vizzotti explicó en su cuenta de Twitter que la vacuna rusa consta de dos componentes. En primer lugar, el componente Ad26, y luego de un intervalo mínimo de 21 días, el segundo componente Ad5. Argentina planea administrarlas según esta indicación, aseveró.

La secretaria de Acceso a la Salud salió así al paso de la polémica que la víspera habían generado sus dichos sobre la posibilidad de realizar eventuales cambios en el cronograma de aplicación de la Sputnik V y aplicar sólo la primera dosis.

La fuerza opositora Juntos por el Cambio afirmó que la única realidad hoy es la incertidumbre y pidió al gobierno dar certezas sobre el plan de vacunación. Infectólogos se preguntaron si hay evidencia científica suficiente para sustentar esa eventual decisión por parte del gobierno.

Según Vizzotti, el gobierno adquirió al Fondo de Inversión Directa de Rusia 15 millones de esquemas de vacuna Sputnik V, 30 millones de dosis", que llegarán entre diciembre y marzo.

Vizzotti había señalado la víspera que la decisión sanitaria más importante" que hay que plantear es "si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola.

Al respecto indicó que en el contexto de esta pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote.

Según infectólogos ambos componentes de la vacuna rusa, que no son iguales sino complementarios, deben aplicarse con un intervalo de no más de 60 días.

La farmacéutica brasileña Unií£o Química podría comenzar a producir este mes la Sputnik V para suministrarla a países que ya permiten su uso, como Argentina, indicó su presidente, Fernando de Castro Marques, al periódico brasileño Valor Económico.

Esa farmacéutica había solicitado el 29 de diciembre a Anvisa -la agencia regulatoria de la salud brasileña- el uso de emergencia de la Sputnik V.

Anvisa indicó que faltan las informaciones necesarias" para que se "pueda hacer la conclusión del pedido de autorización del estudio, pero esto no impide que el laboratorio produzca la vacuna, incluso para realizar pruebas, acotó en un mensaje de correo enviado a The Associated Press la oficina de prensa de la entidad reguladora.

Argentina ha reportado hasta ahora 1,7 millones de contagiados y más de 44.000 muertos.

Según Vizzotti, las negociaciones prosiguen para obtener las vacunas de Pfizer, Moderna y SinoPharm y se avanza con la producción en el país de la vacuna desarrollada por la universidad de Oxford y AstraZeneca.

””””-

El periodista de AP David Biller colaboró en este reporte desde Río de Janeiro.