España despeja carreteras tras nevada por tormenta Filomena

Los equipos de emergencias en el centro de España despejaron 500 carreteras y rescataron a unas 1.500 personas varadas en vehículos, mientras el país empezaba a retirar poco a poco la nieve de la p...

Los equipos de emergencias en el centro de España despejaron 500 carreteras y rescataron a unas 1.500 personas varadas en vehículos, mientras el país empezaba a retirar poco a poco la nieve de la peor ventisca en su memoria reciente.

Después de registrar 50 centímetros (20 pulgadas) de nieve en la capital española entre la noche del viernes y el sábado, Madrid y gran parte del país seguía impasible el domingo con carreteras, ferrovías y viajes aéreos afectados por la tormenta Filomena. Cuatro muertes han sido adjudicadas a la ventisca.

El ministro de Transporte José Luis íbalos dijo el domingo que equipos de emergencia habían despejado dos pistas de aterrizaje en el aeropuerto internacional de Madrid Adolfo Suárez-Barajas y, si el clima lo permitía, el servicio regresaría lentamente entre la tarde del domingo y el lunes.

El servicio de trenes que atraviesan la capital comenzaba gradualmente a retomarse la tarde del domingo, indicó íbalos, pero la importante línea de trenes rápidos que une a Madrid con Barcelona seguía sin operación.

Más de 150 carreteras seguían bloqueadas el domingo. Las autoridades informaron que los viajes por autos deberían posponerse y se obligó el uso de cadenas en neumáticos para aquellos viajes que no podían evitarse. Las personas varadas en sus vehículos por la nieve habían sido rescatadas, pero cientos de autos tenían que recuperarse después de haber sido abandonados por sus conductores, agregaron.

La tormenta Filomena perdió fuerza en su avance hacia el este, aunque las autoridades mantuvieron las peticiones de que la gente se quedara en casa para evitar el riesgo de caídas en las calles heladas, ante las previsiones de un frente frío en los próximos días.

La Agencia Estatal de Meteorología esperaba que la temperatura llegara el martes a los 14 grados Celsius bajo cero (6 grados Fahrenheit) en la provincia oriental de Albacete. La escasamente poblada provincia de Teruel seguía bajo máxima alerta por fuertes nevadas, mientras que grandes áreas del oriente de Aragón y Cataluña también estaban bajo alerta por clima invernal.

___

Wilson reportó desde Barcelona.