China pide a residentes en 2 ciudades que se queden en casa

Las autoridades chinas han pedido a los residentes en dos ciudades al sur de Beijing que se queden en casa los próximos siete días mientras tratan de frenar un brote de coronavirus que ha arrojado m...

Las autoridades chinas han pedido a los residentes en dos ciudades al sur de Beijing que se queden en casa los próximos siete días mientras tratan de frenar un brote de coronavirus que ha arrojado más de 300 positivos en las dos últimas semanas.

Las ciudades de Shijiazhuang y Xingtai, en la provincia de Hebei, están confinando a la población en sus comunidades y pueblos y han prohibido las reuniones, según los avisos publicados en redes sociales.

Hebei reportó 14 nuevos contagios en las últimas 24 horas, elevando el total del brote activo a 137 casos. Además, otras 197 personas dieron positivo al virus pero no presentaban síntomas. China no incluye a estos pacientes asintomáticos en su conteo oficial.

Beijing exige a los trabajadores procedentes de Hebei que muestren una prueba de empleo en la capital y un test de COVID-19 negativo para entrar a la ciudad. Los medios chinos reportaron filas de varias horas en los puntos de acceso el viernes.

En otro brote, se reportaron tres nuevos casos en la provincia de Liaoning, en el noroeste del país, para un total de 84 desde la aparición de los primeros contagios hace tres semanas. Beijing ha registrado 31 en el mismo periodo, aunque ninguno en las últimas 24 horas.

Por otra parte, las vacunas contra el coronavirus serán gratuitas en el país, donde ya se han administrado nueve millones de dosis, dijeron autoridades de salud el sábado en Beijing.

La gente de a pie no tendrá que gastar ni un centavo, afirmó Zheng Zhongwei, funcionario de la Comisión Nacional de Salud, en una conferencia de prensa.

El anuncio aclaró la confusión surgida en otra comparecencia hace nueve días en la que Zheng dijo que sería asequible para todos, y un funcionario de mayor rango, el viceministro Zeng Yixin, intervino para decir que sería gratuita. El costo de las inyecciones estará financiado por un seguro médico nacional y por el gobierno.

Desde el inicio de la campaña de vacunación el 15 de diciembre se han administrado unos 7,4 millones de vacunas entre trabajadores sanitarios y transportistas y otros grupos clave antes del Nuevo Año Lunar, un importante feriado que se celebra a mediados de febrero.

Zeng señaló además que se sigue trabajando en la fecha concreta para la visita de un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud que estudia el origen del virus. El equipo estará acompañado por expertos chinos y visitará Wuhan, la ciudad del centro del país donde se detectó por primera vez a finales de 2019.