Medios retratan asalto sin precedentes al Capitolio

El asalto al Capitolio por parte de simpatizantes del presidente Donald Trump se transmitió extensamente por televisión el miércoles, con imágenes impactantes de armas desenfundadas en la Cámara ...

El asalto al Capitolio por parte de simpatizantes del presidente Donald Trump se transmitió extensamente por televisión el miércoles, con imágenes impactantes de armas desenfundadas en la Cámara de Representantes y enfrentamientos cuerpo a cuerpo con la policía.

Las escenas del caos y el miedo en la sede del gobierno nacional, que dejaron cuatro muertos incluyendo a una mujer baleada, no tardaron en transmitirse, pero los periodistas se preguntaron si era algo de lo que sorprenderse.

Es difícil creer que esto esté ocurriendo, dijo Wolf Blitzer de CNN. Esto no tiene precedentes, es peligroso y es tan, tan vergonzoso para los Estados Unidos de América.

Las gigantes de redes sociales Twitter y Facebook tomaron la medida inaudita de suspender los privilegios de Trump para publicar mensajes en sus plataformas, al menos temporalmente. Ambas empresas dijeron que Trump había violado sus políticas.

Los periodistas se habían reunido para seguir el conteo de los votos del colegio electoral en el Congreso para sellar la victoria del presidente electo Joe Biden, un evento que suele ser rutinario pero que se tornó tenso cuando algunos aliados políticos de Trump cuestionaron los votos.

Mientras ese debate se desarrollaba, la atención de la prensa pasó afuera del Congreso, donde los simpatizantes que se habían reunido para escuchar a un presidente agitado y furioso por su derrota comenzaron a dirigirse al Capitolio. Subieron la escalinata del edificio, donde una persona sostenía una pancarta que decía peleen por Trump.

Tras ingresar por la fuerza al edificio, emergieron fotos de guardias de seguridad protegiendo a los políticos adentro y apuntando con sus armas a los manifestantes. Mientas los políticos se resguardaban detrás de sus escritorios, la multitud rompía ventanas y seguía escalando para meterse al edificio. Newsmax mostró imágenes impresionantes de policías y alborotadores enfrentándose en la rotonda de Capitolio.

La turba ha rebasado el proceso para tratar de certificar al colegio electoral, dijo el reportero de Fox News Channel Chad Pergram. La seguridad aquí en el Capitolio de Estados Unidos ha fracasado.

Ante el discurso de Trump y sus dos meses de acusaciones infundadas de que la elección fue amañada, varios periodistas cuestionaron por qué las autoridades parecían tan poco preparadas.

Lo que me conmocionó fue lo fácil que esto fue, dijo Chuck Todd de NBC.

Mientras se transmitían imágenes de personas golpeando la puerta del Capitolio, el presentador de ABC News George Stephanopoulos dijo: Esto no es Ucrania, esto no es Bielorrusia.

En las redacciones del país hubo debates sobre qué terminología usar para describir a quienes irrumpieron en el Capitolio. ¿Manifestantes? ¿Alborotadores? ¿Una turba? Jake Tapper de CNN dijo que los llamamos terroristas. Lester Holt de NBC señaló que hay algunos elementos de un intento de golpe.

Norah O™Donnell, de CBS News, realizó una entrevista extraordinaria con el líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy, a quien preguntó si había pedido a Trump que hiciera algo para detener a sus simpatizantes y confrontó sobre si las acusaciones falsas de fraude electoral generalizado habían llevado a esto.

Sólo me pregunto si alguien va... a llamar las cosas por su nombre y le estoy dando la oportunidad ahora, dijo O™Donnell.

Biden le habló a la nación, seguido de Trump. El presidente pidió a sus simpatizantes que respeten la ley y se vayan a casa, pero también les dijo que los amaba y repitió sus acusaciones de una elección robada. Tapper se preguntó si CNN debió transmitir ese mensaje.

En CNBC, Shepard Smith ordenó que la grabación del mensaje de Trump se detuviera a la mitad. Paren la cinta, dijo. Eso no es cierto, y no lo vamos a transmitir.

Abby Phillip de CNN fue más allá al decir que los estadounidenses deben cuestionar si Trump es capaz de gobernar el país por las próximas dos semanas.

Está incitando a la violencia contra el mismo gobierno, a la anarquía, al vandalismo y también está completamente desaparecido en términos de su trabajo principal, que es mantener al país seguro, dijo.

Incluso mientras el edificio era atacado, los simpatizantes de Trump en la prensa cuestionaban quién era responsable. En One America News Network, la presentadora Dan Ball dijo que la violencia no se parecía en nada a las protestas por los derechos civiles del año pasado y sugirió, sin evidencia, que quizás manifestantes del movimiento de extrema izquierda Antifa que pudieron haberse disfrazado de simpatizantes de Trump para atacar el Capitolio.

No tenemos toda la información, dijo.

Antes de que se conociera la magnitud de la violencia adentro del Capitolio, la presentadora de Fox Martha MacCallum calificó la irrupción como una gran victoria para los manifestantes. Dijo que habían alterado el sistema de una forma enorme y que era una intensificación de protestas que incluyeron una manifestación frente a la casa del senador republicado Josh Hawley.

Hubo momentos tensos para los reporteros afuera del Capitolio. Un periodista de Fox News le pidió a un hombre que dejara de bloquear su cámara. A un equipo de The Associated Press le robaron y destruyeron sus equipos.

Las profundas divisiones del país quedaron de manifiesto en los medios de comunicación antes y después de que los manifestantes llegaran al Capitolio. Fox News Channel, Newsmax y OANN presentaron el discurso del presidente el miércoles en vivo. CNN y MSNBC ignoraron las palabras del mandatario.

Cuando el Congreso retomó el debate el miércoles por la noche, ABC, CBS, NBC, CNN y MSNBC presentaron una porción del discurso del senador de Utah Mitt Romney condenando las objeciones a la certificación del voto. Fox no mostró a Romney.

Las principales cadenas del país, ABC, CBS y NBC, dedicaron todo su horario estelar al drama en Washington.

____

Los periodistas de AP Lynn Elber en Los íngeles, y Tali Arbel y Mona Lisa Malone en Nueva York contribuyeron a este despacho.