Solicitudes de ayuda por desempleo bajan levemente en EEUU

El número de estadounidenses que solicitaron ayuda por desempleo se redujo levemente a 787.000, evidencia de un mercado laboral que aún se tambalea ante la pandemia viral y el daño que ha infligido...

El número de estadounidenses que solicitaron ayuda por desempleo se redujo levemente a 787.000, evidencia de un mercado laboral que aún se tambalea ante la pandemia viral y el daño que ha infligido a la economía durante casi 10 meses.

El Departamento del Trabajo presentó la cifra el jueves, que representó una ligera disminución con respecto al número de la semana anterior, mostrando que muchos empleadores aún están recortando empleos a medida que las endurecidas restricciones a los negocios a causa de la pandemia ha llevado a los consumidores nerviosos a quedarse en casa.

Paralelamente, el número de personas que reciben prestaciones estatales regulares por desempleo cayó en 125.000 a 5,1 millones. Además, hubo menos personas acogidas a programas extendidos de prestaciones por desempleo.

El gobierno publicará el viernes el informe laboral de diciembre, que probablemente sea sombrío. Los economistas esperan que el reporte muestre que la contratación se desaceleró por sexto mes consecutivo, y que posiblemente los empleadores se deshicieron de puestos por primera vez desde que el mercado laboral colapsó en abril, justo después del estallido de la pandemia.

Los estadounidenses desempleados obtuvieron la ayuda que necesitaban con urgencia a fines del mes pasado cuando se promulgó un paquete de ayuda de rescate de 900.000 millones de dólares.

La extensión federal de prestaciones se amplió a 24 semanas por una legislación del Congreso. Ese programa permanecerá vigente hasta mediados de marzo. También se extendió por 11 semanas un programa separado que brinda ayuda por desempleo a los contratistas y trabajadores independientes que anteriormente no eran elegibles. Ambas prestaciones expiraron brevemente el 26 de diciembre, cortando temporalmente toda la ayuda para 10 millones de estadounidenses desempleados.