Reguladores británicos investigan acuerdo Nvidia-Arm

Los reguladores británicos investigan la compra del fabricante de chips de procesamiento gráfico Nvidia del diseñador de chips Arm, valorada en 40.000 millones de dólares, por preocupaciones sobre...

Los reguladores británicos investigan la compra del fabricante de chips de procesamiento gráfico Nvidia del diseñador de chips Arm, valorada en 40.000 millones de dólares, por preocupaciones sobre su efecto en la competencia.

La Autoridad de Competencia y Mercados dijo el miércoles que examinará el efecto del acuerdo en la forma en que Arm trata a los rivales de Nvidia. La agencia dijo que analizará si el acuerdo le da a Arm un incentivo para retirar, elevar los precios o reducir la calidad de sus servicios a los competidores de Nvidia en el mercado de chips.

Andrea Coscelli, jefe de la oficina de competencia, dijo que trabajarán en estrecha colaboración con otras autoridades de competencia en el mundo para considerar cuidadosamente el impacto del acuerdo y asegurarse de que no resulta al final en productos más caros o de menor calidad para los consumidores.

Arm Ltd., con sede en Gran Bretaña y cuyos microprocesadores están en la vasta mayoría de los celulares en el mundo, declinó comentar, al igual que la estadounidense Nvidia Corp.

Nvidia dijo el año pasado que iba a adquirir Arm Holdings de manos del gigante tecnológico japonés Softbank. Ese acuerdo generó preocupación de que Arm fuese a abandonar su modelo neutral de licencias de sus chips para centenares de compañías, incluyendo muchos rivales de Nvidia.

Nvidia prometió el modelo de licencias abiertas y neutralidad de clientela de Arm. Acordó además mantener las oficinas centrales de esta en Cambridge, Inglaterra, y expandir su personal británico. La compañía ha dicho que el acuerdo no sería completado hasta inicios del 2022 porque enfrenta también escrutinio de los reguladores en Estadios Unidos, China y la Unión Europea.