Tribunal israelí halla culpable a activista palestino

Un tribunal militar israelí halló culpable el miércoles a un prominente activista palestino de seis cargos relacionados con protestas en la Margen Occidental contra asentamientos judíos y presunta...

Un tribunal militar israelí halló culpable el miércoles a un prominente activista palestino de seis cargos relacionados con protestas en la Margen Occidental contra asentamientos judíos y presuntas violaciones de derechos humanos.

Issa Amro fue sentenciado culpable de tres cargos de protestar sin autorización, dos cargos de obstrucción de las fuerzas del orden y un cargo de asalto, en relación con sucesos ocurridos en 2010 en la ciudad de Hebrón. La fecha de condena fue fijada para el 8 de febrero, según un comunicado de sus partidarios.

No quedaba claro qué castigo podría recibir. Ni los militares israelíes ni el abogado de Amro respondieron a pedidos de comentarios.

Amro es un conocido activista que ha sido detenido varias veces, muchas de ellas tres enfrentarse a colonos judíos. La Autoridad Palestina lo detuvo durante una semana en 2017 por criticar al presidente Mahmoud Abbas en Facebook.

Cientos de judíos viven en el centro de Hebrón, en enclaves protegidos por soldados israelíes y en medio de una población de 200.000 palestinos. Con frecuencia han estallado enfrentamientos y roces entre las dos comunidades.

Los partidarios de Amro afirman que está siendo acusado por protestas pacíficas que ha realizado a lo largo de los años. Sostienen que la acusación de asalto se remonta a un suceso de 2010 en que Amro supuestamente empujó a alguien durante una escaramuza durante la cual según él fue agredido.

Amnistía Internacional declaró en un comunicado antes de la decisión del miércoles que Amro enfrenta cargos políticamente motivados por su activista pacífico contra la ocupación militar israelí y los asentamientos ilegales.

Israel capturó la Margen Occidental en la Guerra de los Seis Días en 1967 y los palestinos desean usar ese territorio para un futuro estado. Los palestinos consideran que el hecho de que medio millón de judíos vivan en ese territorio viola el derecho internacional y obstaculiza la paz.